No me gusta el anuncio de Lotería Navidad 2016, lo digo como lo siento.

Siento decirlo, puede ser por este dolor de lumbares que me tiene postrado en el sofá, pero no me gusta nada el nuevo anuncio de la Lotería de Navidad, no veas que a gusto me quedo al decirlo.

¿Por qué no me gusta?

Antes de entrar a criticarlo lo dejo aquí por si alguien no lo ha visto todavía.

Como el año pasado es un anuncio que ataca directamente a los sentimientos más profundos de las personas pero con una diferencia fundamental, es cruel.

Muestra la típica abuela ignorada en casa por su nieto y tomada por loca por su propio hijo. Incluso al final, cuando puede corregirse en cierta forma, se vuelve más cruel ¿acaso no va a preguntarse la anciana que están haciendo en su familia con el supuesto dinero? ¿Van a estar fingiendo toda la vida o tendrán que decir que lo han perdido?

Es sumamente increíble y no en el sentido de maravilloso, sencillamente no se lo cree ni un niño. Las escenas finales con la guardia civil me han causado vergüenza ajena. El del año pasado al menos podía ser una historia creíble, dentro de la magia navideña podría ser real en determinados casos.

De otra parte el personaje no es empático, de serlo nadie se vería cómodo imaginándose en la piel de esta pobre señora o imaginando que su madre o abuela podría ser ella, al menos yo no me siento cómodo haciendo este ejercicio.

Se que me podéis decir que es un anuncio y no las noticias, pero para hacer cosas increíbles ya teníamos al calvo de la Navidad.

Ahora mismo no veo qué tipos de vírales se harán con este anuncio, no obstante sé que la mente humana, sobre todo la española, con el tiempo suficiente es capaz de digerir esto y convertirlo en algo gracioso pero sinceramente dudo que quede en el recuerdo como anuncios pasados.

¿Te han dado ganas de ir a comprar un billete de lotería después de verlo? a mí tampoco…