DÍA INTERNACIONAL DE LA SALUD MENTAL

“Las personas más fuertes son aquellas que ganan batallas las cuales ni nos enteramos.” — Desconocido

Mabel Katz

El 10 de octubre es el Día Internacional de la Salud Mental, y este año la Federación Mundial de Salud Mental (WFMH) ha elegido la “prevención del suicidio”, como tema principal del Día Mundial de la Salud Mental. Cada 40 segundos, alguien pierde la vida por suicidio. Además del suicidio, una de cada cuatro personas en el mundo se verá afectada por algún tipo de trastorno mental en algún momento de sus vidas. Y, si esos hechos no son suficientes, aquí hay uno más: depresión es la principal causa de discapacidad en todo el mundo.

En otras palabras, hay un montón de personas caminando por ahí con heridas invisibles, lastimados con un dolor que ni tu ni yo conoceremos. Tal vez tu seas uno de ellos. No importa la situación, la sensibilización sobre los problemas de salud mental son más importante que nunca. Somos un planeta que necesita recuperarse. Tenemos que ayudarnos los unos a los otros.

Por supuesto, desde un punto de vista espiritual, la pregunta es: ¿cómo lo hacemos? ¿Cuál es nuestra responsabilidad en esta epidemia creciente?

Ho’oponopono, el antiguo arte hawaiano para la resolución de problemas nos dice que somos 100% responsables de todo lo que aparece en nuestras vidas. Por favor, no confundas la responsabilidad con la culpa. No somos culpables por los desafíos en nuestras vidas o en la de otras personas, simplemente responsables. No te sientas abrumado cuando leas esto. La buena noticia es que, si está dentro de nosotros, tenemos el poder de cambiarlo. Sólo recuerda que son las memorias que están tocando en nuestra mente subconsciente.

Este es el por qué de mi campaña mundial de paz. Creo que debemos comenzar recordando que la paz interior es la paz mundial, que es nuestro llamado ayudar a los demás. Ya es hora de que nos comprometamos a traer más paz interior a nuestras propias vidas. Y por supuesto, no se me ocurre mejor lugar para empezar que con amor. El amor es el sanador más grande, y viene en muchas figuras y formas, comenzando por dar a los que nos rodean (y a nosotros mismos) la libertad de sentir dolor y de sanar, y de darnos cuenta de nuestra verdadera Divinidad.

Igual de importante, tenemos que asumir la responsabilidad de nuestra propia felicidad, que es el camino más poderoso cuando vivimos en lo que yo defino como Zero Frequency®.

Vivir en Zero Frequency® es vivir en la conciencia del momento presente, un estado en el que no hay miedo ni ansiedad, y donde no estamos agobiados por las viejas memorias que limitan nuestro crecimiento y causan estragos en nuestra salud mental. Volveremos a cero en muchos sentidos, pero podemos empezar por asumir la responsabilidad personal de vivir un vida más consciente, permitiéndonos ser nosotros mismos de nuevo (amarnos, cuidarnos), soltando el pasado y practicando la gratitud y la paz. Volviendo a cero es cómo vamos a creer en nosotros mismos, darnos cuenta de nuestro poder para cambiar las cosas, y librarnos de la ansiedad y el miedo que conduce a la angustia mental y la enfermedad. Es como traeremos quietud, felicidad y paz a nuestros corazones.

Siendo tú mismo, permitirás que los demás sean ellos mismos. Así es como sanaremos y ayudaremos a otros a sanar.

Mabel Katz

Written by

Author & Speaker. Peace Ambassador. Leading Authority on Ho’oponopono / Autora & Oradora. Embajadora de Paz. Principal Autoridad en Ho’oponopono.

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade