Rescatando mi amor por la lectura, un libro a la vez.

‘En América Latina, los adultos leen menos que los niños'— CATALINA GALLO R.

Esta realidad no parecía afectarme en 2011. La literatura forma parte de mi vida desde los 13 cuando leí la “Divina Comedia” de Dante y mi amor por la fantasía empezó.

En 2011 tenía 23 y esto no había cambiado. Todo lo que hacía era leer, tenía tiempo de sobra para hacerlo, mi único enfoque -a pedido de mis padres- era la universidad, asi que todos los días al finalizar mi jornadas de estudio yo leía o mejor dicho, devoraba libros. Seguramente, tener tiempo de sobra ayudaba a que leyera hasta 10 libros al mes -algunos leerán más o menos en el mismo lapso de tiempo- pero esa no era la razón por la que lo hacía… leía porque sentía deseos enormes de hacerlo, así de simple y es aún más simple entenderlo hoy porque a mis 28 años ese deseo había desaparecido casi por completo.

Entonces, termina 2015 y solo leí 1 libro, “El año del pensamiento mágico” de Joan Didion que a pesar de sus grandes críticas no hizo gran mella en mi vida. No estoy casada, no tengo hijos y el libro relata una historia muy personal sobre ambos temas, no tengo el corazón hecho de piedra pero al terminar de leerlo solo pensé “mi mamá tiene que leer esto” comprobándome lo que sentí desde el inicio, el libro no estaba destinado a mi y este es el sentimiento que me persiguió como una gran nube gris durante mucho tiempo “no es para mi” lo cual era una locura total por razones obvias — la literatura es infinita, hay algo para mi, hay algo para todos.- Así que caí en un agujero de cinismo interminable donde me dije “simplemente he superado la literatura publicada” soy una idiota, lo sé.

Asi que este año después de googlear “libros que debes leer antes de cumplir 30” una noche donde el insomnio y la falta de updates en mi fan fic feed me tenía desesperada, vi la luz, volví con renovadas esperanzas a mi perfil de goodreads y use esa bella pero terrible herramienta llamada Reading Challenge que para mi es la cosa mas grandiosa/terrible que existe. Grandiosa cuando eres lo suficientemente patética para colocar como tu “logro principal” leer 1 libro en todo el año, reto que superé al leer a Didion que me dejó un sentimiento de satisfacción muy cuestionable.

Terrible cuando sabes que es un año nuevo y debes leer, simplemente debes hacerlo, no por obligación sino porque leer nunca dejará de ser bueno para ti, aún lees fan fiction y las historias aun te hacen sentir bien pero principalmente porque te diste cuenta entre finales de 2015/el presente, que has estado leyendo los libros equivocados, ya no tienes 13 ni 23, el romance de época, y las novelas para jóvenes adultos ya no son lo tuyo.

Asi que con esa premisa armé una lista “qué leer” + “recomendaciones” + lo que había marcado “por leer” y así nació el reto este año: Leer 25 libros -lo sé, lo sé- y este es el update más reciente.

He leído 4/25 libros. Equivale al 16% y estoy atrasada por 3 libros (libros que ya debería haber leído para esta fecha)

Los libros que he leído son los siguientes:

  1. Las puertas de la percepción de Aldous Huxley — #Psicología, #Filosofía, #Ensayo //Un libro grueso de tragar pero uno de los más importantes que he leído en mi vida.
  2. For Darkness Shows the Stars de Diana Peterfreund — #JovenesAdultos #Recuento #Fantasía // Un atraso en mi búsqueda, fue una recomendación de una de mis mas queridas amigas, es un recuento del clásico “Persuasión” de Jane Austen — a quién adoro — pero de nuevo, un retraso en mi exploración de nuevas sensaciones literarias.
  3. El jardinero fiel de John Le Carré — #Crimen #Espionaje #misterio // La adaptación cinematográfica me la sé de memoria así que esperaba mucho más del libro, Le Carré es de mis favoritos pero esta es una de las pocas excepciones de la famosa regla “el libro es mejor que la película” es un buen libro de todos modos -más si no has visto el filme- y me gustó leerlo finalmente.
  4. Dune de Frank Herber — #CienciaFiccion #Aventura #OperaEspacial // La mas satisfactoria hasta ahora, es todo lo que la ciencia ficción debería ser y más, te atrapa y deseas que nunca acabe, es una obra con muchos libros hermanos pero Dune es una novela que se sostiene por si sola, simplemente magnifica, ha encendido la chispa que se había estado apagando.

Así que me tomó 4 libros y 4 meses encender la llama, la ciencia ficción lo ha hecho y trae una sonrisa a mi rostro pues tal vez signifique que al final no debo alejarme tanto de la fantasía para mantener viva la chispa y un libro en mis manos.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.