Por Estas Calles, la Venezuela cíclica

Tanto que decir y pocas palabras para expresarme, más que echar el cuento de la novela quiero decirles lo mucho que me impacto esta historia, nunca creí que existiera una novela que reflejara tanto la realidad venezolana actual y no solo eso sino que hay que tener en cuenta que es una novela del 1992. ¿Quién pensaría en la “Venezuela de ayer” estaban pasando por los mismos problemas de la actualidad? Claramente yo no, siempre escucho maravillas de la Venezuela de antes y nunca pensé que existiera tanta corrupción y malandraje en aquella época.

Por estas calles representa la realidad social de la mejor manera, tanto que pareciera un espejo, es impresionante como la novela pareciera una historia del 2016 con personajes vestidos con las tendencias de los 90’s. Cada personaje representa una metáfora; Eloína una mujer trabajadora, Eurídice a Venezuela, El comisario Natalio Vega representa a un venezolano en búsqueda de justicia, el doctor Infante a un venezolano de clase alta con un trabajo muy exigente y Elisa a una persona con tanto odio que la va destruyendo de a poco.

Tan exaltada estaba mientras pasaba de capitulo en capitulo que probablemente mi familia pensaba que estaba viendo un partido de fútbol, personalmente no veo novelas prefiero leerlas pero una novela tan impactante como esta te deja en una especie de shock cuando te das cuenta que realmente Venezuela es la misma; la misma de hace 10, 20 y hasta 30 años; la misma de ayer, de hoy y lo más seguro es que hasta la misma de mañana.

Nadie puede negar que quotes memorables sobran en esta novela, en cada capítulo tomé mínimo 2 screenshots , sin embargo una de las que más me sorprendieron no fue ninguno de los proverbios o frases que aparecían al final de los capítulos sino en el capítulo que el comisario Vega va al psiquiatra y le dice a ella que Venezuela es un país de locos donde en los colegios venden droga, donde los malandros arman a los niños y que el espera que la familia de la psicóloga no tenga que crecer en un país de locos; ¿no es curioso? Como toda esta generación de venezolanos estamos creciendo en lo que verdaderamente es un país de locos. Lo más cómico es que esta novela predijo o nos dio un adelanto de lo que venía, algo así como Los Simpsons en Estados Unidos, cuando predijo la presidencia de Trump, no puedo evitar soltar una carcajada, algo así como “reír pa´ no llorar” por los triste que resulta todo esto, aparte de que otra cosa que también podría resultar gracioso es como en esa época los venezolanos se quejaban de la inflación, ¿Qué hubieran pensado si nos vieran ahora? Con una inflación que parece algo difícil de creer, verdaderamente esto parece una novela, o más bien una película de terror o suspenso.

“Los políticos los tienen pasando hambre” dijeron por ahí, wait what? ¿Estamos en el 92´ o 2016? Por Estas Calles nos muestra hoy por hoy como el país ha decaído, la sociedad se ha degenerado y la educación ha empeorado. La política en este país definitivamente se puede decir que es un tanto cíclica ¿o no?, tantas dictaduras, tanta opresión para después de tanto tiempo de lucha por la “libertad” terminemos en una dictadura que una mayoría eligió. Esto solo demuestra la cultura popular en un país, se puede ver plasmado cuando en la novela dicen que los pobres no votan porque ellos no viajan al exterior, ¿Cuántas personas hemos escuchado que dicen lo mismo actualmente?

Curioso como la libertad o la vida de una persona es un simple “bajarse de la mula”, como aquellos que tienen dinero se zafan rapidíto de la justicia y es que definitivamente la justicia también tiene precio. La novela muestra la preferencia por el facilísmo en el pueblo venezolano en vez de ganarse las cosas por mérito propio, cosa que claramente ha evolucionado y el resultado es la corrupción y delincuencia que tenemos que vivir en nuestro día a día.

Después de tanto rambling de mi parte lo único que me queda por decir es que Por Estas Calles es claramente un espejo de la realidad social, sin embargo en cuanto a la novela en sí el principio verdaderamente te cautiva en la trama sin embargo después del pasar de algunos capítulos (en verdad bastantes) va perdiendo la esencia principal y aunque esto no la hace mala, los capítulos son más de relleno lo cual hace que en cierta parte pierda su calidad. Sentí la novela como Cien Años De Soledad, empezó como una historia de amor o con unos personajes principales y luego el tema principal de la novela pasó a ser otro o más bien varios, tratando con varias historias o vidas de los personajes a la vez, con saltos en el tiempo de vez en cuando, en conclusión, un tanto tediosa para los “no noveleros” como yo pero que vale la pena de ver, recomendada al 100% para viewers venezolanos. Y como dice Yordano por ningún lado quedan rastros de valentía así que cuidadito con las esquinas y pendiente por donde caminan…

1er semestre sección “A”

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Manar Nasser’s story.