Cómo limpiar cada tipo de zapato

Ya sabes cuál es nuestra regla de oro: es mejor comprar unos cuantos zapatos de primera, que muchos de poca calidad. El calzado cuando es bueno puede durar muchos años en tu guardarropa y probablemente seguirá viéndose tan bien como antes, pero esto claramente solo se logra de una forma: cuidándolos para que conserven su aspecto y el material se mantenga en buen estado. La próxima vez que te decidas a comprar Zapatos Fluchos, nos interesa que puedas darles uso por el tiempo que quieras, por eso hoy te enseñaremos cómo limpiar cada tipo de zapato para que siempre los tengas como nuevos.

Cómo limpiar zapatos deportivos

Aunque tratemos de evitarlo, todos tenemos aunque sea un par de zapatos deportivos de color blanco o con partes claras. Se manchan muy fácilmente, ¡pero se ven tan bien! Así que no dejes de comprar calzado deportivo o casual de colores claros, esto tiene una solución que no te costará mucho. Primero retira las agujetas y déjalas remojar en agua tibia con un poco de detergente común. Luego toma un trapo suave, sumérgelo en una mezcla similar escurriendo el exceso y empieza a limpiar los zapatos.

No utilices un cepillo porque esto puede arruinar su color, aunque sí puedes utilizarlo en modelos o áreas de color blanco, restregando con un poco de dentífrico blanqueador luego de que has limpiado con detergente. Retira y enjuaga las agujetas, deja tus zapatos secar bien por un día entero o más si es necesario, preferiblemente bajo un sol moderado, y ya los tendrás como nuevos, ten en cuenta siempre tu tipo de pie y el calzado ideal de estos.

Cómo limpiar zapatos de lona

Una pieza casual indispensable en la colección de muchos son los zapatos de lona. Nada como este clásico de la moda tan cómodo, barato y sobre todo fácil de limpiar. Primero retírales las agujetas y sacúdelos afuera para deshacerte de todo rastro de tierra en las suelas. Toma dos tazas de agua tibia y agrégale una cucharadita de lavaplatos suave, allí sumergirás las agujetas para dejarlas remojando. Toma un cepillo suave y limpia con él cada centímetro de tus zapatos para remover toda suciedad.

Enjuágalos con agua tibia, luego haz una pasta de bicarbonato, agua y un poco de detergente suave, toma un cepillo de dientes viejo con cerdas suaves y limpia con cuidado la lona, no querrás que se decoloren o desgasten. Enjuaga con agua fría, escúrrelos un poco y rellénalos con tela blanca o papel para luego dejarlos secar en algún sitio alejado del sol o del calor directo. Lava y enjuaga bien tus agujetas, déjalas secar y estará todo listo. Fácil, ¿no?

Cómo limpiar zapatos de cuero

Lo mejor que puedes hacer si deseas un calzado durable y resistente es comprar zapatos de cuero como los que puedes encontrar en Calzados Club Verde. Para limpiarlos, retira las agujetas si las tiene, luego toma un cepillo para zapatos suave y úsalo en toda la superficie, la idea es remover todo rastro de polvo y tierra endurecida ya que estos podrían quedarse en el calzado para siempre si no se sacuden regularmente.

Luego coloca dos tazas de agua a temperatura ambiente en un recipiente y agrega un buen chorro de jabón para manos suave y con pH neutral. Utiliza un trapo bien escurrido, asegurándote de que solo quede ligeramente mojado, para limpiar tu calzado de cuero con esta mezcla. Luego enjuaga con otro trapo mojado solo con agua y luego seca con uno completamente seco. Aplica algún humectante y dale una buena pulida si así lo deseas.

Cómo limpiar zapatos de gamuza

Si quieres saber cómo limpiar cada tipo de zapato no debes olvidar los de gamuza. Estos son definitivamente un estilo de zapato clásico, pero se arruinan fácilmente. Nada que no tenga solución: para limpiar suciedad o lodo, primero déjalos secar y luego utiliza una toalla limpia o un cepillo para gamuza para sacudir toda su superficie, asegurándote de ir en un sola dirección todo el tiempo durante el proceso. Luego utiliza un borrador para gamuza o incluso uno normal de lápiz pero con más cuidado, para eliminar manchas difíciles.

Si tu calzado tiene manchas causadas por el agua o la humedad, mójalo todo con un trapo para luego retirar el exceso con una esponja. Luego rellena con tela o papel para que conserven su forma, déjalos secar lejos del sol y continúa con el proceso mencionado al principio. ¡No olvides colocar protector para gamuza! Es muy importante para mantener tu calzado de gamuza en buen estado.

Ahora que sabes cómo limpiar cada tipo de zapato no tienes excusa para conseguir tu calzado ideal de la mejor calidad y conservarlo como nuevo. ¿Tú cómo limpias tus zapatos? Déjanos tus comentarios y si te ha parecido útil este artículo no olvides compartirlo en tus redes sociales.

Relacionado


Originally published at www.fluchos.shoes on September 7, 2015.

Like what you read? Give Manuel Gutiérrez a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.