México necesita un nuevo Pacto Social

Estamos por concluir el primer trimestre del año. La actividad económica nacional sigue ofreciendo resultados mixtos, lo mismo que la actividad industrial. México sigue navegando en aguas turbulentas que exigen persistencia en el trabajo y eficacia en las acciones.

En estos primeros tres meses hemos atravesado por un complejo ambiente económico nacional e internacional, que ha generado diversas interrogantes entre los agentes económicos acerca de los planes de negocio e inversión originalmente diseñados.

En CONCAMIN estamos convencidos de que estamos en un momento oportuno para emprender acciones que nos permitan diversificar los motores de nuestro crecimiento, elevando la competitividad general de la economía, reduciendo el costo-país y articulando cadenas productivas que nos permitan sentar las bases para acelerar el crecimiento de la inversión, la producción y el empleo.

Mantener las cosas como están y dejarnos llevar por la inercia de los tiempos, sólo nos conducirá a una recuperación lenta y débil. Requerimos un nuevo Pacto Social para reaccionar con rapidez y eficacia, con objetivos precisos, en forma coordinada y con la activa participación de todos.

Estamos convencidos de que este es el momento para impulsar la inversión y el empleo a través de flujos crediticios de largo plazo y a bajo costo para la modernización de activos y el aumento de la productividad, sin olvidar que el oportuno ejercicio del presupuesto de inversión pública en infraestructura, constituye una valiosa herramienta para acelerar el crecimiento, siempre y cuando no se repitan los subejercicios que en el pasado han limitado nuestro ritmo de avance.

México tiene fortalezas, proyecto, empresarios y trabajadores comprometidos con el desarrollo nacional. Redoblemos esfuerzos para reactivar nuestra economía.

Like what you read? Give Manuel Herrera Vega a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.