Me encantaría que temblara más

No me refiero a todo el sufrimiento de muchos, sino a la actitud de todos.

Nací en el 89, las historias del terremoto del 85 eran para mi una clase de historia donde un México unido se levantó. Ayer viví en la Condesa en carne propia lo que implica que un par de edificios se cayeran, fugas de gas, caos total.

Cómo es posible que tenemos que esperar a que haya un desastre natural de esta magnitud para que se nos olvidara todo lo que unos minutos antes del temblor nos preocupaba.

Unos 30 segundos después del temblor, no nos importó el color de piel, estatus socioeconómico, si eres hombre, mujer o si tienes cualquier preferencia sexual. Sólo nos importó apoyaros y ayudar.

Las empresas comenzaron a ofrecer servicios gratis, los hospitales más caros de la CDMX también. Estoy impresionado, nunca había visto una sociedad así. ¿Por que coño no puede ser así siempre?

Espero que no se nos olvide lo que hoy estamos siendo cuando hayamos solucionado el problema. Espero que los 143 Mexicanos que van en el conteo de fallecidos se guarden en nuestras cabezas para recordamos que si somos una sociedad que vale la pena.

Si dentro del conteo está un familiar tuyo, lo siento muchísimo. Volvámoslo un héroe, convierte lo en el ícono que nos recuerde lo que podemos ser cuando nos unimos.

No permitas que se nos olvide…

Marc Oyamburu

Like what you read? Give Marc Oyamburu a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.