Me agarraste otra vez, en una hora en la que siempre me miras y yo siempre me siento asediado por teorías.

Me gustaria poder hablarte, pero el único canal de comunicación es tu mirada. Hilo maldito cuya longitud no toca el fondo del hoyo donde reposa mi desgracia.

Mi alrededor esta desolado.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Marcos Porras’s story.