Terremoto en Ecuador

  • Al menos 272 muertos y más de 2.527 heridos
  • Seis provincias en estado de emergencia
  • Pedernales y Portoviejo, las zonas más afectadas
  • Se han desplegado 10.000 efectivos de las fuerzas armadas y 4.600 policías
  • Carreteras cortadas y aeropuertos inactivos
  • México, Venezuela y la Unión Europea envían ayuda.
  • Ha sido el terremoto más fuerte desde 1979

Un terremoto de 7,8 grados en la escala de Ritcher ha dejado al menos 272 muertos y más de 2.527 heridos en la zona costera de Ecuador, según los últimos datos aportados por el presidente de la República, Rafael Correa.

Junto con Portoviejo, la zona de Pedernales ha sido la más afectada. Allí trabajan 700 efectivos de las Fuerzas Armadas y de la Policía, según ha informado el vicepresidente, Jorge Glas.

El Gobierno ha declarado estado de emergencia en seis provincias: Esmeraldas, Los Ríos, Manabí, Santa Elena, Guayas y Santo Domingo. Las clases escolares han sido suspendidas en ellas hasta nuevo aviso.

Para hacer frente a las emergencias, se han movilizado dos hospitales: uno para Pedernales y otro para Portoviejo. Más de 233 profesionales de la salud trabajan en las zonas afectadas.

Además, se han desplegado 12 albergues en las áreas más dañadas.


LA LLEGADA DEL PRESIDENTE

Rafael Correa, que se encontraba en Roma para celebrar un encuentro con el Papa cuando tuvo lugar el terremoto, se ha desplazado hasta Ecuador y ha visitado las zonas de Manta y Portoviejo.


ESTADO DE EXCEPCIÓN

La dimensión del sismo ha obligado a Correa a declarar en las primeras horas de la catástrofe el Estado de excepción.

El terremoto ha sido el más fuerte registrado en el país desde 1979.

Pese a que no hay riesgo de tsunami, se ha procedido a evacuar algunas zonas de la costa para evitar los efectos de una posible subida de la marea, según ha informado el vicepresidente a través de su cuenta de Twitter.

Para hacer frente a la situación de emergencia, el Gobierno ha movilizado más de 10.000 efectivos de las fuerzas armadas y 4.600 policías en las zonas afectadas.

El vicepresidente Glas se ha desplazado a la zona de Manta, donde ha afirmado que la prioridad es rescatar a todos los heridos. La reconstrucción tendrá que esperar.

Además de las Fuerzas Armadas, la Policía, servicios sanitarios y Cruz Roja, se ha movilizado también el 100% de la flota aeronáutica.

México y Venezuela han decidido llevar su ayuda a Ecuador, la Unión Europea ha activado el mecanismo de protección civil para coordinar la ayuda y organizaciones como Unicef ya han ofrecido sus servicios por si fuera necesario. El Gobierno, de momento, ya entrega comida y bebida a los afectados, así como kits para dormir.

Para ayudar a la comunicación, todas las operadoras móviles han abierto la comunicación de mensajes de texto gratuitos en Manabía y Esmeraldas, dos de las zonas más afectadas.

Facebook también ha activado la opcion ‘safety check’, mientras que Skype permitirá hacer llamadas gratis a líneas fijas y móviles durante los próximos días.

Varias carreteras del país se encuentran cerradas. Tampoco se cobra peaje en vías delegadas o concesionadas a nivel estatal para facilitar la movilidad en el país.

Los aeropuertos del país se encuentran operativos, salvo el de Manta, dispuesto para recibir la ayuda humanitaria, y el de Salinas, que se encuentra cerrado.

Las zonas turísticas del país y áreas protegidas, excepto Galápagos, también se han cerrado para evaluar infraestructuras y sistemas, según ha informado el ministro de Turismo.

Antes de llegar a Ecuador, Correa pidió ayes desde Roma “calma y tranquilidad” a sus compatriota. “Ánimo, saldremos adelante”, ha dicho. Horas después el presidente aterrizaría en Ecuador.

Los medios locales reportan en imágenes los daños que ha causado el seísmo.


REACCIONES INTERNACIONALES

Tras conocerse el alcance del terremoto, Ecuador ha recibido el apoyo y solidaridad de numerosos mandatarios internacionales.

Colombia
Venezuela
Perú
México
Guatemala
España
Show your support

Clapping shows how much you appreciated María Navarro’s story.