¿Por qué no emprendemos?

Actualmente todos tenemos esa necesidad de emprender, sabemos que eso ya no es un lujo de otras personas, sabemos que podemos, sabemos que todo es posible, pero nos detenemos por falta de ¿dinero? ¿tiempo? No. Realmente no lo hacemos por falta de interés. Cuando realmente tomemos esa importante decisión como empresarios independientes y estables será porque nos hemos dado cuenta que nuestro tiempo es lo más valioso en la vida, el día que anheles tanto llegar a tener tu propia empresa como cuando sientes que te ahogas en una alberca y anhelas respirar, será cuando sepas que finalmente estás siguiendo tus sueños, tus anhelos y sobre todo lo que tu corazón te pide hacer. No dependas de las circunstancias, ni de los problemas, no dependas de hacer lo que otros te digan.

Necesitas poner más empeño en tus sueños para que de aquí a unos años puedas decir: Hice realmente lo que quise, me costó, pero lo logré.