Desayunos deliciosos para comenzar el día

Todos los días nos encontramos en la rutina hasta en el momento de comer. Porque te merecés unos cambios, te damos estas opciones de deliciosos desayunos con sus sencillas recetas para que te los prepares vos. ¡Animate a darte el gusto!

Las tostadas francesas con canela son exquisitamente geniales para comenzar el día y son muy fáciles de preparar. Solo necesitás 4 rebanadas gruesas de pan blanco sin corteza, 1 huevo, 1 cucharada de azúcar, 1 cucharadita de canela molida, ½ taza de leche, mantequilla para freír, azúcar extra para espolvorear y 175 g de yogurt natural.

La preparación súper fácil. Cortás cada rebanada de pan por la mitad para formar rectángulos, primeramente, después batís el huevo junto al azúcar, la canela y la leche en un recipiente. Luego, derretís mantequilla en una sartén y, posteriormente, sumergí tu pan en la mezcla que hiciste. Enseguida lo polvoreás en azúcar y lo tostás en tu sartén hasta que esté dorado. ¡Ahí ya están listas tus tostadas para que le agregues miel o frutas!

También están los panqueques de banana que son riquísimos y sencillos de hacer. Para ello necesitás 1 taza de harina de trigo integral, 1 cucharadita de sal, 1 1/4 cucharadita de polvo para hornear, 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio, 1 1/2 suero de leche, 3 cucharadas de mantequilla, 1 huevo, 1/2 cucharadita de vainilla y 1 taza de trozos de banana.

Para prepararlo, primeramente, mezclá la harina, la sal, el polvo de hornear y el bicarbonato de sodio. Mientras, en un tazón colocás la mantequilla, el huevo y la vainilla y luego los revolvés por unos minutos hasta lograr una pasta cremosa para después implementarle trozos de banana.

Después incorporá los ingredientes húmedos a los secos y lo revolvés de manera ligera para que quede una masa consistente.

Luego esparcís manteca en una sartén, la dejás a fuego lento por un corto tiempo y después empezá a colocar ahí pequeñas porciones de lo que preparaste. Dentro de 8 a 10 minutos ya estarán listos tus panqueques. ¡Le agregás un poquito de miel y quedarán deliciosos!

Y, si sos amante del chocolate, ¿te imaginás comenzar el día con uno exquisitamente amargo y casero? Solo precisás de ½ taza de crema espesa, chocolate oscuro, azúcar, una cucharadita de sal y leche.

Lo primero que tenés que hacer es picar con un cuchillo el chocolate amargo hasta que se pueda fundir a baño María. Se lo deja bajo fuego los minutos que sean necesarios hasta lograr una consistencia cremosa.

En otro recipiente, colocás leche entera, la crema de leche espesa y lo revolvés a fuego lento hasta que el contenido esté en el punto que consideres perfecto.

Después añadís el chocolate fundido y lo batís hasta que se convierta en un delicioso y tentador chocolate caliente. ¡Con un poquito de merengue encima va a quedar riquísimo!

¿Te animás a prepararte estos increíbles desayunos para comenzar las mañanas de manera distinta y con mucha energía? ¡Te van a encantar!

Fuente: