Laboratoria, código que transforma

5 meses fueron suficientes para que descubriera algo maravilloso. Descubrí mi pasión. Una pasión que me motiva a seguir investigando y aprendiendo.

El comienzo

En la universidad tenía un amigo que programaba, siempre me dio curiosidad qué era lo que escribía en su “pantallita negra”. Me parecía genial lo que hacía. Así que me dije: quiero hacer lo mismo que hace él, pero ¿qué es lo que debo de hacer para lograrlo? Entonces empecé a seguir a todas las páginas de ciencia y programación que a él le gustaban (misma stalker); y, por cosas de la vida, entre ellas estaba Laboratoria. Fue así que un día revisando mi Facebook vi la convocatoria, entré al fanpage y ahí empezó todo.

Un mundo nuevo

Al inicio mis padres no estaban de acuerdo. “Ten cuidado”, “te pueden engañar”, “nada es gratis”, eran palabras recurrentes en ellos. Lo que no sabían es que proyectos que buscan cambiar el mundo existen.

Mis super compañeras de promo y yo después de una charla sobre manejo de imagen en Laboratoria.

Le puse pausa a mi carrera universitaria para empezar este camino. Sabía que este programa tomaría bastante de mi tiempo. Fue un riesgo, pero no arrepiento de haberlo hecho. Ahora estudio, trabajo y hago mil cosas a la vez. ¡Una locura! pero de esas que valen cuando quieres cumplir un sueño.

Iniciaron las clases y realmente era un mundo nuevo, tantos códigos, tantas cosas que aprender. Siempre he encontrado cierta fascinación en aprender algo diferente y en retarme por aprenderlo, así que disfrutaba cada clase y cada momento.

Una valiosa oportunidad

En Laboratoria, aprendí muchas cosas, pero sobre todo aprendí cuán valiosa es una oportunidad. ¿Qué hubiera pasado si no hubiera tomado el riesgo? ¿Estaría donde estoy ahora?

No imagino mi vida sin el código y tampoco sin las valiosas personas que conocí allí. Ellos forman parte de mi inspiración. Cada uno de ellos. Perseverancia, lucha, entusiasmo, creatividad, alegría. ¡Aprendí tanto en tan poco tiempo!

Una foto para el recuerdo del equipo de Laboratoria (Andrea A., Mafe, Malu y Franco también están presentes :D)

Código que transforma

Ya ha pasado más de un año y medio desde que inicié este camino y me sorprende lo rápido que el programa está creciendo.

Laboratoria es un gran ejemplo de que cuando se lucha y se tiene fe en lograr algo, las cosas suceden y personas con el mismo sentir se unen porque tu causa es buena y porque quieres lograr un mundo mejor.

Soy testigo de como la vida y la perspectiva de muchas chicas del programa, incluyéndome a mí, ha cambiado. Si el código transformó nuestras vidas, estoy segura de que el código también puede transformarte a ti.