Como llegué a un boot-camp?

Todavía me parece emocionante pensar en que es todo lo que pasó para que llegue a este curso. Siempre me gustó la tecnología, es decir las computadoras. Me daba mucha curiosidad la programación y el poder que uno tiene al crear un código, código que luego la computadora la interpreta y actúa según lo indicado.

Fue así que siempre quise estudiar programación, solo que nunca se dió la oportunidad. Luego de unos años de haber salido del colegio, leyendo un libro de Andrés Oppenheimer nació la motivación de generar un impacto en la educación de mi país. Estuve trabajando 3 años en ello, incluso tuve la oportunidad de ir a voluntariados que me gustaron mucho. Voluntariados como es Techo (En su área de educación), Crea+ y finalmente Crece. Aprendí mucho en estos lugares, por supuesto también en el IFB-Certus donde estuve trabajando esos años y donde tuve la gran experiencia de enseñar matemáticas.

Luego, recobrando ese sueño que siempre tuve de aprender a programar computadoras. Me enteré por un amigo que existían unos cursos llamados boot-camp. Es ahí que nació la idea de llevar este curso en el extranjero, aprender todo lo posible y luego regresar a Perú para poder enseñarlo de vuelta.

Like what you read? Give Mark Harmsen Rivera a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.