Star Wars: El Despertar de lo predecible

La saga más taquillera de la historia de la ciencia ficción regreso a la pantalla grande tras varios años. Star Wars Episodio VII: El Despertar de la Fuerza se estrenó en las salas de cine de todo el mundo el 18 de Diciembre del pasado año y dio comienzo a una nueva trilogía de este universo cinematográfico.

J.J. Abrams, director de películas como Misión imposible III o Star trek, se encargó de esta nueva película con la cual se inicia una nueva saga del universo Star Wars. Tras aceptar el reto de suceder a George Lucas como guionista y crear un nuevo mundo cinematográfico, para ser que no le ha ido nada mal. Tras su estreno ya había conseguido recaudar más de 700 millones de dólares en todo el mundo. ¡Todo en una sola noche! Si nos quedamos viendo los números son extraordinarios y Disney, quien compro los derechos a Lucas, estará más que satisfecha. Aunque no así los fans que la han visto esta nuevo film.

Los espectadores que vieron el nuevo largometraje, y yo me incluyo entre ellos, disfrutaron poder ver una vez más los vuelos del Halcón Milenario, los Stormtroopers o los duelos con sables laser…Pero nada más. La película abuso mucho de la nostalgia y muchos elementos usados en las anteriores entregas. No aporta nada nuevo y lo que añade es muy predecible.

Apuesta retro y segura
Sin querer destrozar el film, muchas partes de la película se hacen aburridas y monótonas en ciertas partes, como los soliloquios de Kylo Ren, el nuevo villano de la peli, o las reuniones de los miembros de la Primera Orden. Algunos momentos se meten chascarrillos muy forzados o demasiados, cosa que rompe la acción narrativa.

Cabe destacar la gran cantidad de personajes que existían en el universo Star Wars y con El Despertar de la nueva Fuerza se han añadido otros más al reportorio. Tenemos a Finn, un desertor de la Primera Orden y a Rey, una chatarrera, a los que se unen otros personajes como el androide BB-8. Por supuesto no debemos olvidar a Kylo Ren, una mala imitación de Darth Vader, que cumple el rol de villano y la Primera Orden. Tanto los protagonistas, Finn y Rey, tienen una historia interesante que ofrecernos, de la cual espero saber más en las próximas entregas, aunque Kylo Ren deja mucho que desear.

“Ellos quisieron hacer una película retro. Las hice completamente distintas, con distintos planetas, naves, para que parecieran nuevas”

La película sigue de una forma muy fiel el estilo de la trilogía original, Abrams es un fan de la saga y así lo demuestra, lo que es magnífico. La sensación de ver otra vez el mundo que George Lucas creo en 1977 es fenomenal. Pero eso también ha sido un factor contraproducente, ya que no se ha apostado por nada nuevo. Se han utilizado los mismo planetas, naves, personajes,etc.

La calidad del guión no ha decaído debido a esta aglomeración de guiños a la saga anterior, sino que la complementa y por lo menos salva la cinta. La historia nos ha dejado con muchas incógnitas y esto es algo que J.J. Abrams maneja muy bien, es un maestro en dejar al público en vinilo. La narración y transiciones entre escenas está muy bien hilada y por lo menos no estamos ante otra Amenaza Fantasma. Muchas de las escenas son predecibles si has visto las sagas anteriores y eso muestra una falta de originalidad en ciertos momentos de la historia.

El Despertar de la fuerza ha dejado contentos a los fans, aunque piden más innovación para las próximas entregas. Inclusive el propio George Lucas dijo que: “Ellos [Disney] quisieron hacer una película retro. En cada película trabajé muy duro para que fueran diferentes. Las hice completamente distintas, con distintos planetas, naves, para que parecieran nuevas”. De momento esta nueva saga empieza con un sabor agridulce para algunos fans que esperan el Episodio VIII sea mejor que este y sea una trilogía memorable.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Martin Arce Salvatierra’s story.