¿Visitando el Museo Nacional de Historia?

www.dronestagr.am

Eran las 12 del día, aunque había algunas nubes en el cielo no eran suficientes para ocultar los calurosos rayos del sol, personas de distintos países subían a lo que se conoce como el Castillo de Chapultepec, ya en la cima esperamos a que Jaqueline Gutiérrez, jefa del departamento de promoción cultural del resisto nos atendiera. La sala Siqueiros fue la primera a la que entramos y ahí nos explicaron el cómo el lugar se convirtió en lo que ahora es el Museo Nacional de Historia en donde se aloja toda una colección de objetos que relatan nuestra historia al paso del tiempo.

Foto: Mary Glez

Ahí mismo el tema principal por el cual nos encontrábamos ahí comenzó a aparecer dentro de las preguntas de los alumnos reunidos. Las redes sociales han comenzado a ser la mejor forma de difusión para cualquier lugar o cosa que quieres hacer llegar a muchas personas y los museos no se quedan atrás.

Para el Museo Nacional de Historia se han creado muchas estrategias de difusión sin embargo cuenta con un gran problema que tiene que ver con que muy pocas personas reconocen que en el Castillo de Chapultepec se encuentra un museo y esto a la larga ha provocado problemas era lo que nos comentaba Jaqueline Gutiérrez.

Al salir a lo que se podría parecer el balcón del Castillo el calor ya era más fuerte, pasamos por las habitaciones de Carlota y Maximiliano que contaban con gran clase y muebles originales de la época en perfecto estado.

Ahí nos contó brevemente sobre cómo se realiza la limpieza, el mantenimiento de algunas piezas que pueden incluso llevarse años para la restauración, ya que en un de las habitaciones faltaba un cuadro, ahí mismo comento por qué no se permitía sacar fotos con flash y medidas que se implementan para mantener el lugar.

Foto: Feranando Ugualde

El lugar en si mismo cuesta mucho dinero en mantenimiento nos dijo Gutiérrez por lo cual no se cuenta con el presupuesto necesario para la difusión adecuada del Museo comparando con otros museos de Europa que tienen el presupuesto necesario para la difusión y creación del material necesario para hacer llegar el contenido del museo a muchas personas.

Las redes sociales como Facebook sirven mucho para estos casos y nos mencionó que mucho del trabajo que se encuentra en línea se trata de cosas que realizan los del servicio social, recalcando la falta de recursos, aunque los trabajos realizados aún sin un presupuesto han logrado atraer a una cantidad considerable de personas y poco a poco el uso del internet resulta beneficioso para museos.

La visita no podía acabar sin el consejo de Jaqueline a los presentes sobre como deberíamos acercarnos a lo que nos gusta, el comenzar a buscar un lugar en donde poder quedarnos a trabajar desde que buscamos hace el servicio social, así mismo nuestra labor como jóvenes en incluirnos en aspectos sociales.

Las redes sociales del Museo se encuentrán en constante cambio, así mismo hay muchas estrategias que han implementando que ha hecho crecer el alcance y el gusto del público puedes visitar su Facebook y encontrar datos interesantes sobre la historia de México.

Museo Nacional de Historia

Texto. Mary Tere González Hdz.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.