Nos están volviendo a los años 90

Hace varias semanas me invitaron para ser el orador principal en la Conferencia de Naciones Unidas para Comercio y Desarrollo -UNCTAD – el 13 de noviembre en Ginebra. Esto era un gran honor para mí y para el país.

Hoy me llega una carta de Naciones Unidas suspendiendo la invitación, por presión del Gobierno ecuatoriano.

Estamos enfrentando no sólo a la maldad, sino también a la mediocridad, y todavía se atreven a decir que continúan con la Revolución.

¿Quién les puede creer?

Nos están volviendo a los años 90.