EL FIN DE LA TABULA RASA RACIONAL

Drago Desmelenado, Mati Matarredona, 2016, Prisma.

Sofía andaba rarita, no le gustaba que sus conversaciones consigo misma no le llevaran a ningún sitio.

No, eso no le gustaba.

Por esos días trajinaba con la guitarra a cuestas, eso significaba que la guitarra en vez de estar guardada en su funda estaba encima de una especie de sofá que había allí. De cuando en cuando cogía la guitarra, tocaba un arpegio y volvía a soltar la guitarra en el mismo sitio cuando el dolor de los dedos de la mano izquierda era intenso.

Fallaba el agua en el grifo, tuvieron que tirar de reservas un par de días, había montones de ropa para lavar y los olivos pedían agua, en fin algo seco el asunto.

Las relaciones diplomáticas con Iván andaban tensas, ya el lunes cuando fueron al hospital a la cita de Iván con la internista, él aprovechó para renovar el dni y bueno, con la excusa que había cambiado el turno llevaba a Sofía por esas calles andando deprisa y ella con pérdidas de pis “coscantes y constantes”. Le dice a Iván que se hace pis y él le contestó: “no me llores”.

Revelador, muy revelador.

Tiene seis entradas del blog casi terminadas, no se decide por cuál terminar de editar primero, ahí están, algunos días va añadiendo contenido, otros días quita o arregla alguna frase, sin decidirse ni definirse.

Ese día Sofía tenía el complejo amigdaloide disparado, llevaba ya unos meses con un control estricto de los estímulos sabiendo que lo que estaba pasando no era normal, la menopausia unido a un crecimiento del tiroides más todo lo demás estaba suponiendo que ese otoño estuviera especialmente cuesta arriba, demasiado cuesta arriba. Así que empezó a escribir para no tener que hacerlo más.

Entregada 1ª parte

La primera vez que oí la “broma”:

-“Sin arcada no hay mamada” — Oída a alguno de los amigos de mi padre fui a vomitar. Un resorte se puso en marcha y simplemente vomité. No voy a contar la inconveniencia para unos padres que una niña vomite “así por las buenas” en un espacio tiempo en que se están divirtiendo con este tipo de bromas.

Otro día oí a mi padre como vehementemente expresaba que era capaz de follar durante ocho horas seguidas ante un público internacional en un camping del Levante. Ese día me dio un ataque de ansiedad cuando me cansé de oír a mi padre decir chorradas, años más tarde supe que era un ataque de ansiedad, simplemente me puse a llorar y a gritarle a mi padre que no dijera esas cosas delante de tanta gente porque son cosas muy íntimas. Otra vez no voy a explicar los inconvenientes que causa una niña entrometida y resabiada poniéndose a llorar de esa forma. Vamos eso se arregla con dos tortas bien dadas.

Continuando con el ciclo vital se crece, se madura, se experimenta, se comenten errores y se comenten aciertos.

Me preocupé por cometer aciertos. Tuve aciertos de todos los colores, sabores, olores, muchos aciertos hápticos y muchos, muchos aciertos sonoros.

Pertenezco al grupo esotérico “de los que para que a alguno le llegue dopamina al nucleus accumbens ese alguno me ha elicitado unas asociaciones sinápticas heridas”, así que de mí no se espera nada más que no “porculee mucho”.

Representación de la vía dopaminérgica mesolímbica.
Representación de la localización del nucleus accumbens

El nucleus accumbens forma parte de una estructura mayor llamada estriado es una estructura cerebral localizada en el sistema límbico que, parece ser, es la encargada de la gestión de la recompensa en la homeostasis bio-cognitiva-conductual particular de cada humano.

Una representación de algunas estructuras del sistema límbico humano.

http://www.bioeng.nus.edu.sg/cfa/brain_atlas.html

Desde que en los años 50 del siglo XX unos fisiólogos canadienses estuvieron dando pequeñas descargas eléctricas mediante unos electrodos colocados en el área septal del cerebro de las ratas y comprobaron que esas descargas aportaban sensaciones placenteras por lo que las ratas apretaban la palanca sin parar (100 veces hora) dejando de comer y beber.

http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1850-15322010000400012

Se abrió la veda de múltiples vías de investigación desde varias perspectivas, entre otras:

1. Médico/Neurológicas

a. Anatomía
b. Funcionalidad
c. Farmacología

2. Psicológicas

a. Motivacionales
b. Emocionales
c. Perceptuales
d. Atencionales
e. Estudio de la memoria
f. Conductuales
g. Aprendizaje
h. Personalidad

3. Pedagógicas

a. Aprendizaje
b. Desaprendizaje
c. Motivación

4. Químicas

a. Precursores
b. Interacciones moleculares vitales

Una cosita, parece que hay muchas personas que saben de anatomía del encéfalo humano, pues a ver si no confundimos la glándula pineal con la glándula hipófisis y ponemos bien el área tegmental ventral que me estoy encontrando muchos fallos por la internet sobre la anatomía del sistema nervioso humano.

Sigo.

Entre otras, las funciones del sistema límbico del cerebro humano están la gestión de todos esos constructos psicológicos neuromodulados por diversos neurotransmisores:

En los ciclos vitales se producen accidentes que hacen que se pierda la continuidad de un correcto desarrollo vital humano. Las causas de esos accidentes son multidisciplinares, fenómenos naturales, anomalías en la neurogénesis, guerras o enfermedades son ejemplos que nos muestran la fragilidad de la vida humana.

En ese espectro de posibles causas que impiden un desarrollo bio-cognitivo-conductual humano correcto se encuentra el ASI (abuso sexual infantil).

Y la ley dice:

http://noticias.juridicas.com/base_datos/Penal/lo10-1995.l2t8.html

Focalizando:

Focalizando, Mati Matarredona, 2016, Prisma

Grosso modo así están las cifras sobre pederastia en el “planeta Tierra”, pederastia, no estamos hablando de las violaciones u abusos cometidas en conflicto bélico para no meternos en crímenes de guerra.

http://www.xatakaciencia.com/psicologia/algunos-datos-sobre-la-pederastia

Me pregunto si este señor que está a punto de ser fusilado “también ha consensuado su ejecución con sus ejecutores”…. Vamos hombre no me jodan…

https://es.wikipedia.org/wiki/Fusilamiento#/media/File:El_Tres_de_Mayo,_by_Francisco_de_Goya,_from_Prado_thin_black_margin.jpg

Voy a detenerme en la frase que más o menos viene a decir así:

“Es cierto que muchos niños no desarrollan problemas conductuales y depresivos en la infancia y la edad adulta” y es aquí cuando encaja la frase “no se espera nada de mí más que no porculee mucho”.

Aquí entran en acción los sistemas límbicos de:

1. El depredador pederasta sexual
2. De la víctima
3. De la familia del depredador sexual
4. De la familia de la víctima
5. De las autoridades sanitarias
6. De las autoridades judiciales
7. De las autoridades pedagógicas
8. Demás autoridades sociales, culturales, religiosas, etc.

Que con los argumentos de la víctima “…me ha hecho….”, los argumentos del predador “…está enfermo por…” el resto de actores y de elementos se mueven en el espectro de la duda, la ambigüedad y la incertidumbre pues no han visto, no han oído, no han olido, no han sido tocados…

Hay que montar una estructura en que si se lleva a cabo una denuncia sobre este tema, se presuponga la inocencia del predador pederasta hasta demostración empírica de los hechos y datos. Cuando se haya demostrado que se han cometido los hechos, se dictan las correspondientes sentencias según las leyes del espacio tiempo. Las diferentes sentencias se cumplan en diversas entidades penitenciarias en función de los delitos cometidos.

Muchos nucleus accumbens veo yo ahí para ir poniendo de acuerdo en algo…. el depredador pederasta parece que no puede parar de buscar con ansias que un infante le produzca un reflejo endocrino. La víctima parece ser que tendrá muchas probabilidades de que su vida sexual y social se vea muy afectada. Los demás elementos de las situaciones pasan a la categoría de “hacen lo que pueden” y la vida sigue, En fin, continúo.

Entre ambos, victima y predador pederasta, hay una maraña de leyes, protocolos, normas sociales, jerarquías socializantes, pedagógicas, religiosas y culturales que se convierten en laberínticas búsquedas para los sacacuartos de moda.

Pero todo se reduce a una sustancia química neurotransmisora.

Dopamina para el nucleus accumbens del predador pederasta

https://universe-review.ca/I10-39-brain6.jpg

El predador pederasta parece ser que considera que el “concepto de placer supremo está relacionado con un reflejo neuroendocrino y la constante búsqueda de satisfacer unas ansias de lograr ese reflejo neuroendocrino causado por la orofaringe de un infante”. La víctima en ningún momento se ha planteado esa cuestión o algo parecido. La maraña intermedia entre la víctima y el predador por supuesto que se lo planteado en los diferentes foros de la sociedad por los siglos de los siglos de una manera filosófica, religiosa, jurídica, política, administrativa, etc. Pero la sociedad en su conjunto no encuentra un consenso a pesar de los convenios establecidos entre los 195 aprox., países del planeta Tierra.

El reflejo neuroendocrino llamado orgasmo es un reflejo que se lanza a partir de un determinado grado de excitación sexual. Cuando este reflejo se dispara, se produce una reacción que implica a todo el cuerpo y que se caracteriza por una serie de contracciones musculares llamadas movimientos clónicos que son muy placenteros. Esta experiencia es muy similar en los hombres y en las mujeres.

http://www.sc.ehu.es/ptwgozaj/ubberri/pdf/DS-6.pdf

Pero cuando ese reflejo endocrino es provocado por una cavidad no sexual si no por una cavidad que pertenece al tracto digestivo y la diferencia de tamaños no está compensada porque el órgano sexual masculino es adulto y la boca es de un infante pues tenemos un delito. O mejor, deberíamos tener un delito muy grave, pero no parece que den mucha importancia a este tipo de delitos.

Alguien hizo un cómic

http://catalogo.artium.org/dossieres/exposiciones/novela-grafica-denuncia-y-critica-social/proteccion-de-la-infancia

Y esta es una de las formas de como se quiebra la curiosidad sagrada o la emoción por la comprensión de las cosas en un infante.

Una frase que dice el predador pederasta cuando termina el asunto: ”no se lo digas a nadie o ….”

El nucleus accumbens de ambos hemisferios cerebrales del predador están llenos de dopamina, el complejo amigdaloide de la víctima se ha llenado de miedo condicionado reforzado por las arcadas sucesivas que siente al tener un pene adulto en su orofaringe estrecha, elicitando asociaciones sinápticas heridas con muchas probabilidades de no alcanzar todo su potencial bio-cognitivo-conductual adulto humano viéndose perturbadas sus relaciones sociales y afectivo-sexuales llegando al trastorno en algunas de las veces.

El complejo amigdaloide es un centro del cerebro situado en ambos hemisferios cerebrales localizados cerca del hipocampo, tiene importantes conexiones anatómicas que le permiten integrar información sensitiva y cognitiva y después determinar si habrá una respuesta de miedo.

Aunque el primer trastorno que se produce es la normalización (echar de menos el miedo) de una situación delictiva, esta situación puede tener una rutina semanal o mensual, que el predador sexual necesite un chute de dopamina en el nucleus accumbens extra dos o tres veces a la semana o al mes, así que tendrá las correspondientes conductas de búsqueda para conseguir “cueste lo que cueste” pasar un rato a solas con el infante de turno y satisfacer sus ansias que pueden ser muy acuciantes, algo así como satisfacer el síndrome de abstinencia. La víctima/infante como nunca se ha planteado alguna situación de ese tipo, no sabe qué tiene que hacer … no sabe.

Estando así el estado de la cuestión.

¿Qué más se puede decir, hacer, demostrar,…?

Todo, pues con todo lo que sabemos no se ha hecho nada… Demasiadas entidades éticas estamos tratando cuando hablamos de un delito originado por un adulto al introducir su pene en la orofaringe de un infante por ello se categoriza como tabú.

Esa era la exposición de Sofía, la constante racionalización de un delito que ella no cometió…

(Continuará)

Siguiente: “Como aprendí a no porculear mucho a pesar de vivir cor el complejo amigdaloide desencadenado”.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.