“Por qué no quiero quemar este libro pero sí quiero que cambien la edad a la que va dirigido”

Estado de la cuestión

El tema es que en base a un libro “no adecuado para la edad que indica el libro que es el público recomendado” se van a las frases tipo “¿Qué, quieres quemar todos los libros que no te gustan?”.

El susodicho libro:

Miren la “publicidad”:

Y sólo he puesto este ejemplo de “publicidad”. Quiero explicar todo lo mejor que pueda él:

“Por qué no quiero quemar este libro pero sí quiero que cambien la edad a la que va dirigido”.

Hoy, precisamente hoy el día que google conmemora el 99 nacimiento de una Grande de España: Su Ilustrísima Gloria Fuertes

Y como ejemplo de su maestría:

Defensores a ultranza del libro:

http://blogs.elconfidencial.com/sociedad/espana-is-not-spain/2016-07-27/maria-frisa-machismo-alfaguara_1239365/

Los “neutros”:

http://www.eldiario.es/cultura/libros/acusado-bullying-machismo-seguira-librerias_0_541746006.html

Este no sé cómo describirlo:

http://www.lavanguardia.com/cultura/20160726/403488305271/bullying-machismo-75-maneras-de-sobrevivir-en-el-colegio-maria-frisa-alfaguara.html

http://verne.elpais.com/verne/2016/07/26/articulo/1469533591_851891.html

Me compara María Frisa con Elvira Lindo…Vale… ”Y nos establecimos en la mediocridad, allí nos encontrábamos tan a gustito que rechazábamos (léase machacamos) cualquier atisbo de indicar “mire que esto no me gusta”…

http://www.elviralindo.com/Publicaciones.html

Y cuando leí esto, ya me dije, “Mati…..” . Así que seguí indagando.

http://blogs.elconfidencial.com/sociedad/espana-is-not-spain/2016-07-27/maria-frisa-machismo-alfaguara_1239365/

Una entrevista a la autora:

http://www.elconfidencial.com/ultima-hora-en-vivo/2013-11-15/el-humor-y-la-identificacion-claves-de-los-75-consejos-de-maria-frisa_97896/

Comunicado de la editorial:

https://twitter.com/Alfaguara_es/status/757947680635121664

Comunicado de la escritora:

https://twitter.com/MFrisa/status/757992636116504576

Esto puse en twitter:

Y allá voy.

Parodia, humor, ironía, representación, caricatura, etc. Mi opinión gráfica sobre la ironía absoluta.

https://en.wikipedia.org/wiki/The_Treachery_of_Images#/media/File:MagrittePipe.jpg

Pues bien, mi alegato va sobre:

“Por qué no quiero quemar este libro pero sí quiero que cambien la edad a la que va dirigido”

Desde 1991 hasta más o menos 2012–13 leía a mis hijos dos o tres veces al día…… de media. Más o menos por 1997 me regalaron el libro “Manolito Gafotas”, y me di cuenta, tomé conciencia o llámenlo como quieran pero me dije: “Mati, tienes que seleccionar lo que te regalan”.

Mi hijo mayor nació en 1991, mi segundo hijo en 1995 y mi tercera hija en 1996. Ya estaba puesta en lectura infantil de la época, cuentos, ciencia, enciclopedias, mientras vivía las diferentes reacciones de mis hijos ante los libros. Me lo pasé bomba, disfruté muchísimo, dramatizando, haciendo sumas y restas para comprobar o jugando con globos para ver cómo subían o bajaban en función de qué. 1ª Toma falacia de autoridad

De golpe a porrazo, como suceden todas estas cosas, me doy cuenta que “si no has escrito un libro no eres nadie”. Hala nada más y nada menos que un libro. Fui a la librería de referencia en la isla y me pasé unas cuantas tardes mirando las estanterías. 2ª Toma sesgo

Repito: Me compara María Frisa con Elvira Lindo…Vale… ”Y nos establecimos en la mediocridad, allí nos encontrábamos tan a gustito que rechazábamos (léase machacamos) cualquier atisbo de indicar: mira eso no me gusta, porque eres: una ignorante que no tienes ni idea de nada, encima ama de casa con tres hijos que vete tú a saber qué será de ellos…”. 3ª Toma privilegios con sesgos y falacias

Sí no se asusten, esas respuestas las he tenido de diversos sectores de la sociedad durante los años de la crianza de mis hijos. La única que me animaba, cuidaba, o por lo menos sentía… que sentía fue la pediatra de mis hijos.

El caso es que mientras criaba conocía a Pavlov, Skinner, Bandura, Piaget, Vygotsky….

Mis hijos iban creciendo y atravesando los distintos cursos escolares impuestos por ley del país donde vivimos. Cuando al primero ya le tocaba ir al instituto, sus profesores empezaron a decirle que “Cuidado con el instituto”…. No voy a reproducir aquí la sarta de tonterías que me tocaba oír.

Yo me hartaba de repetir por activa y por pasiva que al instituto se va a aprender, que todo lo que enseñan en primaria se amplifica, se pone en orden, se comprueba y sobre todo se expande para que esos incipientes adolescentes lleguen a la juventud con unos conocimientos sólidos sobre su entorno, la materia, la literatura, etc. No consideré adecuado ese mensaje de “inducir miedo”.

Mi hijo mayor tuvo todo tipo de percances y conforme venían se iban resolviendo. No lo pasó bien en el instituto. Pero por el contrario, tenía el apoyo de sus maestros hizo radio, laboratorio y participó en eventos varios.

Me pasé once años llevándolos a la guagua a las 07:15 horas y traiéndolos a las 15:30.

Cuando la pequeña llegó a 3º ESO tenía que leer un libro de un autor que no conocía, había que comprarlo, leerlo y hacer un comentario de texto. Mi hija me llevo a la librería diciendo: “Mira mami, éste es el libro, pero no sé”, ojeé el libro y le dije: “Yo sí, esto es una mierda, si la maestra te dice algo me la mandas”. No tuvo que mandarme a la maestra, esa mujer se vio en un compromiso con el autor y creo que no sabía cómo salir.

Escribir un libro bueno o malo, que la gente lo lea, lo aplauda o lo denoste no es lo que yo cuestiono aquí.

Cuestiono el pack entero:

-Publicidad

-Responsabilidad social del autor

-Adecuado enfoque de la edad poblacional a la que va dirigido

-Las contracríticas

Empecemos por la publicidad:

¿En serio se trata de sobrevivir al cole? ¿En serio necesito este libro para sobrevivir al instituto? Recomendado para doce años.

Seguimos por la responsabilidad del autor:

Parece ser que es Psicóloga Clínica, con la fragilidad encefálica que se tiene a los 12 años, por las conexiones sinápticas nuevas que se están haciendo, por la poda sináptica que si no ha empezado en breve empieza, por las horas de actividad diarias que se les exige, por lo alerta que tienen que estar ante tanta novedad que se le viene encima, la preadolescencia cae como un alud, el cuerpo parece que va por libre, los pensamientos unos días son expansivos y otros son introvertidos e incluso deprimido, a esas edades mi frase favorita es: “Hay que cuidarlos igual que cuando tienen 3 meses pero que no se enteren”. Cuidarlos en todo, aire, comida, aseo, lecturas, amigos. Todo.

Adecuado enfoque de la edad poblacional a la que va dirigido:

Quien quiera escribir, que escriba, si se lo publican mejor, y si ganan un dinerito mejor que mejor, por supuesto. Pero a quién va dirigido el texto: “a la infancia que tiene doce años”. Ah, vale… Simplemente me remito al texto del libro. No considero correcto que ese texto se adecue a los doce años.

Las contracríticas:

Pues lo de siempre, que si no nos gusta es porque tenemos poca comprensión lectora, somos unos quema libros, y ésta que me ha tocado por el tema de la música https://medium.com/@El__Yayo/la-seducci%C3%B3n-de-la-censura-d53c01bec784#.rfdkcm4fy El libro no es rock and roll, vamos, ni una escala musical.

Que quiero decir con esto. El bullyng ya estaba en el colegio cuando yo llegué en el siglo pasado. Qué hemos hecho, reinos como aventuras de la mili o del abuelo Cebolleta, pero no hemos hecho nada por evitarlo.

Algunos profesionales que podrían encargarse de ello se encargan de escribir libros que cuentan las diferentes formas de bullyng que se puede encontrar un prepúber a la llegada del instituto…. Y qué risas nos echamos…. Y si sobrevives… qué bien…. El nuevo rito de paso, ya no dejamos a los niños solos en el bosque, ahora los dejamos solos con 12 años en el instituto para que se hagan hombres y mujeres “de provecho” a costa de que los “populares se rían” o “el novio/novia de turno” no te quite mucho tiempo para estudiar.

Pues no, no me hacen gracia esas risas, convertir una etapa formativa de la vida que “debería ser fantásticamente maravillosa” en cosas/vidas deformes como para llegar a decir: “Mi hijo es adolescente, es horrible”, “Tienes que superar la adolescencia de tus hijos”, “Tener adolescentes en casa es lo peor”. Por todos esos prejuicios envueltos en “humor” vengan de libros, o de cualquier otro medio de comunicación hace que se pierdan verdaderas oportunidades.

Está claro que la realidad es cruel, dura, pero sobre todo lo es para estos infantes que se van todas las mañanas a lo desconocido y les dejamos mensajes contradictorios: “tienes que aprender, sobrevivir y venir a comer entero”.

Me reitero:

“Por qué no quiero quemar este libro pero sí quiero que cambien la edad a la que va dirigido”

Saludos majoreros

Mati

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.