Todos llevan dentro un artista

Pero a algunos se les olvida. Cuando niños tenemos la valentía de hacer garabatos, otros, cuando aprenden a escribir, arman frases que servirían para llenar un poemario de cadáveres exquisitos. Bailamos sin miedo, amasamos con insistencia, cantamos como si nuestras voces fueran de querubines –rara vez es esto cierto, las gargantas infantiles suelen producir gorjeos de mandrágoras –.

Después de estudiar algo con arte, me licencié en Humanidades (sí, esto existió en algún tiempo) y conocí a muchos aspirantes de artistas que tenían la mente llena de humo cultural, me alejé del medio.

Artsy es un atisbo de esperanza para el mundo del arte en el siglo XXI. Permite con relativa facilidad ponerse en contacto con galerías y su revista tiene artículos bastante iluminadores. Por si fuera poco, están desarrollando una serie de cuatro videos para explicar el mercado del arte. Si no los conocen, es bastante recomendable.

Like what you read? Give Jennifer Mc Namara a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.