¿Por qué ‘Lista de donantes’?

Momo.*
Momo.*
Oct 10, 2014 · 2 min read

En una ocasión tuve un amigo a distancia, cuya amistad, si bien efímera, me enriqueció mucho. Siempre he defendido que todo en la vida aporta algo bueno, y en este caso, lo que mi amigo a distancia me dejó fueron metáforas. Hay que admitir que, nos llevemos bien actualmente o no, mi amigo era un sabio, o al menos, un pseudosabio.

Recuerdo que una vez, a la semana de conocernos o así, me pasó un relato que había escrito. El relato al completo era condenadamente original, pero hubo un fragmento en concreto que me llamó mucho la atención. Decía así:

« — He escuchado mucho sobre él, pero no he podido leerlo ¿Es buen libro?

— Es un poco triste, pero apuesto a que si lo lees te gustará.

— Lo pondré en la lista de donantes.

— ¿Lista de donantes? — pregunto con mucha confusión. No sé en qué momento dejamos de hablar de libros y pasamos a la medicina. Ríe mientras mira el espejo que se encuentra en mi costado para cambiar de carril.

— Considero que todos los libros son donantes, pues me trasplantan sus letras cuando los leo. Transfusión de imaginación. — me responde poéticamente. Me deja sin palabras, no sé cómo contestar a eso. “Transfusión de imaginación”, para curar el alma. Jamás había conversado con nadie de esta manera. La mayoría de las personas habla de banalidades, o al menos de temas que son intrascendentes para mí. Parece que todos llevamos una contestadora automática por dentro. Hablar del clima, la familia, el trabajo. Lo mismo todos los días. Esta charla es diferente.

— Transfusión de imaginación para curar el alma — hablo al fin, intentando hacer un comentario acertado. Me mira y levanta una ceja.

— Y darle fuerza al corazón. — contesta completando mis palabras.»

“Transfusión de imaginación, para curar el alma”. Creo que no es necesario explicar nada más.

    Momo.*

    Written by

    Momo.*

    Protoescritora. Blogger. Músico. Oculta entre las páginas de algún libro. A veces salgo a la superficie para… Bueno, en mis libros se está bien.