Como si lloviera

Caen piedras del cielo y los paraguas de hormigón están agotados. La vecina tiene uno de sobra pero mis brazos no pueden con él. Además, de tanta lluvia, se formaron goteras en la escalera y el charco de piedras bloqueó la puerta de mi montaña.