En la biblioteca (III): Pues eso

Venimos aquí para dejar de existir. Para no sentir hambre, ni calor, ni pereza, ni ganas de pintarnos las uñas, ni la urgencia de poner una lavadora, cambiar aquel mueble de sitio, preparar arroz con leche o contestar esa llamada. Buscamos que el silencio camufle cada una de nuestras distracciones y deseos de hacer listas como esta.

Like what you read? Give Carmela Serantes a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.