'No queremos avergonzarnos de un Ayuntamiento cómplice del horror y el terror'

La plataforma Jerez con Palestina critica el uso de instalaciones municipales para la acogida de la exposición de un pintor israelí y la presencia de cargos institucionales para su presentación, algo que consideran “indecente e inmoral”.

Una de la performance representada por miembros de la Plataforma Jerez con Palestina en el Arenal. Pablo Uriel, @Pabl0Uriel

El Alcázar acoge desde el pasado viernes una exposición, llamada Sueño de un flamenco hebreo, obra del artista israelí Ilan Itach, a cuya inauguración acudieron representantes del gobierno local y distintas personalidades del mundo de la cultura. La plataforma Jerez con Palestina critica que para el acto se usaran las instalaciones municipales “para alabar al gobierno israelí y anunciar su buena disposición a colaborar con éste”, lo que para esta organización es “ilegal” –los acuerdos de cooperación de la UE con Israel condicionan esta cooperación al cumplimiento de los derechos humanos, dicen, y también “indecente e inmoral”.

“Como dice Anthony Hopkins, no queremos avergonzarnos de un Ayuntamiento que pueda ser cómplice del horror y el terror, y que no apoye la vida y los derechos humanos más básicos”, sostienen desde Jerez con Palestina, para la que el hecho de que acudieran el cónsul honorario de Israel y una representante de su embajada, el teniente de alcaldesa de Dinamización Cultural, Paco Camas, la alcaldesa Mamen Sánchez y el subdelegado del Gobierno, “indica que estas mismas autoridades han querido dar a dicho acto una más que evidente dimensión institucional y política”.

Por eso, aseguran: “Estamos encantados de que nuestro Alcázar acoja una exposición de pintura con un título tan sugerente –Sueño de un flamenco hebreo–, a nosotros también nos gusta soñar, y de hecho soñamos con frecuencia que los palestinos puedan expresarse libremente en su propia tierra, sin sentirse continuamente perseguidos”.

“Nos gustaría soñar un flamenco en muchos idiomas y con muchos pueblos –abunda la plataforma–, pero el flamenco es el baile de las víctimas, de los perseguidos y maltratados, no de los verdugos, opresores y criminales... Y el flamenco, a pesar de todo, es también una danza de la vida, por eso no puede soñar en medio de esta danza macabra de la muerte que nos presenta el estado de Israel”.

Incluso sueñan, dicen, con que los niños palestinos “puedan ir a la escuela, siquiera a pintar sus propios sueños en un papelito, sin que Israel bombardee y destruya escuelas y hospitales, o asesine a sangre fría a niños que simplemente juegan en la playa”.

Por eso censuran este acto e instan a que Jerez siga el ejemplo de ciudades como Córdoba, “que hace escasos días se ha declarado espacio libre de apartheid israelí”.

Fuente: La Voz del Sur (Comunicado de prensa)

Show your support

Clapping shows how much you appreciated México Palestina’s story.