ÉLL

Hablar de Éll es hablar de mi, pues reconoce mis miradas tanto como yo…

Éll es espejo de mi alma, descifra mis pensamientos mejor que yo.

Con el tiempo Éll y yo hemos construido un lenguaje singular y diverso.

Éll es niño curioso, viejo sabio, hermano celoso, músico, escritor…. poeta.

Éll es mi misma sangre hecha más al sur.

Cariño sin reserva, Éll es ipê que nunca seca.

Compañero de risa, llanto y fuerza, simplemente Éll,

Éll es libre, siempre libre, tanto Éll como yo.

Éll, libriano de panela pero bailador,

A Éll le debo muchas alegrías y una que otra canción,

Éll, mi gran amigo y único lector.

Like what you read? Give Maria Machado a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.