¿Comprarse un smartphone ahora o esperar a la nueva hornada de otoño?

Google I/O 2016, grandes fanboys habían por allí

Ayer se celebró una nueva jornada del Google I/O, el evento tecnológico pensado para desarrolladores Android aunque cada vez un poquito más para el público en general. Y aunque si bien vimos novedades interesantes como Google Home, Assistant, y las nuevas apps de mensajería y Allo y Duo (claramente para competir con iMessages y Facetime pero disponibles para Google e iOS) lo que más hype prometía del evento eran las nuevas gafas de realidad virtual que, para sorpresa de todos no existieron.

De hecho, Google se sacó de la manga, al igual que hizo con Smartphones, Relojes, Televisores y Coches, un sistema operativo para gafas VR que fabricaran partners como Samsung, LG, HTC o Xiaomi. Lo verdaderamente especial del evento fue cuando dijeron que para poder utilizar Daydream (el nombre del SO para VR) necesitaríamos unos smartphones especialmente adaptados para ello. Yo estoy pensando en cambiar de smartphone ya que mi G2 está comenzando a dar síntomas de fatiga y entonces, aquí me surgió la pregunta de: ¿me cambio de smartphone este verano, o me espero a otoño? Vayamos por partes.

Daydream, el SO de Google para la Virtual Reality

¿Por qué esperar?

Bueno simplemente, mejor tecnología, posibilidad de probar la VR de Google antes que la mayoría de gente y ser más guay. Pero verdaderamente… ¿merece la pena? Yo creo que no y mis motivos son…

El prototipo que les ha enviado Google a los fabricantes… ¡con su mando y todo!

¿Por qué NO esperar?

Principalmente porqué los primeros smartphones que salgan a la venta serán excesivamente caros y a no ser que tengas dinero de sobras, no está al alcance de todos. Tampoco sabemos el precio de las gafas pero sabiendo que las VR de Samsung (las Gear) valen 100 €, suponemos unos precios entre los 100 € y los 200 € dependiendo de los modelos. Otro motivo de peso es que ser un early adopter tiene sus riesgos y si bien parece que la VR ha venido para quedarse, no sabemos si acabará funcionando al 100% y al igual que con los smartwatches que parece que no terminarán de despegar puede un fracaso dejarse 1.000 € en una tecnología que quizás no funcione. Por último, otro motivo importante es que los primeros usuarios siempre son conejillos de indias para probar la tecnología y es que seguramente, Daydream en sus inicios estará lleno de fallos y de pocas aplicaciones igual que ha pasado con todos los sistemas operativos hasta la fecha.

La app store en tus gafas de VR

Entonces… Realidad Virtual ¿sí o no?

Claramente si. Yo veo muchísimas posibilidades y no solo para juegos. Ver películas o YouTube no será lo mismo, acciones como con las HoloLens de Microsoft que proyectaban hologramas, gráficos o fotos y podías desecharlos a lo Minority Report… Y no olvidemos el porno, por supuesto. En definitiva y como he dicho antes, tengo claro que la Realidad Virtual ha venido para quedarse ahora bien, respondiendo a la pregunta que da título a este post… Si quieres compratelo, es lo que probbablemente haga yo y ya si eso, en un par de años, para verano de 2018 cuando la tecnología esté bien madura y no me miren como si fuese un friki raro por ir con eso por la calle… entonces merecerá la pena.