Qué violencia de respuesta, señorita (o señora) Victoria.
Carlos Mario Cortés H.
1

Por un lado, no veo la violencia ni la agresión por ninguna parte. En todo caso, veo lo innecesario de un comentario que no aporta nada al tema de la publicación y una invitación a mejorar su proceso en un futuro mediante la adición de la consideración previa de la oportunidad de lo que tenga que decir tras leer un texto que permite la interacción.

Por otro lado, existe la duda de si el comentario es al texto o al margen, ya que al autor no le aparece diferente un caso del otro.

Por último, si ve que hace falta señalar que no era una agresión y mi respuesta le ha parecido violenta, quizá sea usted quien percibe su propio comentario como un ataque hacia mi decisión de usar ese recurso o hacia mi estilo de escritura, quizá esos “ciertos ojos” sean los suyos.

De nada.

Like what you read? Give Victoria a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.