Averías en los relojes

Esta es una de las cuestiones a tener en cuenta cuando trabajamos en una relojería, vamos a tener averías en los relojes y el cliente normalmente siempre pregunta que le pasa a su reloj, aún cuando ni siquiera se ha destapado, hay que ir con cuidado porque ‘todo lo que se diga será utilizado en tu contra’. Hasta que no se hace un reconocimiento del problema, realmente no se sabe que puede estar fallando, por lo tanto es difícil aventurarse en decir un precio, aunque siempre se sabe aproximadamente lo que puede costar la reparación de nuestro reloj.

Empezamos la aventura cuando vamos a sustituir la batería a un reloj, hay veces, por su puesto que el reloj no camina y el cliente, obviamente, pregunta que le pasa al reloj que nos ha entregado, la respuesta también es obvia, No lo se. Llevo muchos años trabajando con relojes, pero hasta que no se mira convenientemente no se sabe exáctamente que tipo de avería tiene.

La segunda parte de la pregunta es ¿cuanto me va a costar? Decir un precio cerrado es un error, pues hasta que no se mira bien no se puede determinar exáctamente el precio de la compostura, se puede dar un valor aproximado, pero siempre recalcando que le precio que se ha dado es eso, aproximado.
Hay que decir que en la actualidad en los relojes de funcionamiento de maquinaria de cuarzo, no se realizan reparaciones en si, lo que se hace es un cambio de maquinaria, pues el precio de estas es mas económico que una reparación en si, es mas rápido y el reloj siempre va ha quedar mejor, puesto que la maquinaria que se pones es completamente nueva e indicar que es la misma que llevaba, si no hay repuesto de ese movimiento en cuestión hay que acoplar un modelo compatible y aquí ya nos encontraremos mas trabajo.
En cuanto a las reparaciones de los relojes de movimiento mecánico, ya sea automático o de cuerda, la labor que se realiza es mucho mas artesanal, hay mucha faena de desmontaje hasta llegar a la parte del reloj afectada, cuesta mas tiempo y por lo tanto mas dinero, a parte de que a estos relojes hay que efectuarles algunos ajustes para que funciones perfectamente, no atrasen ni adelanten.

Otros relojes donde normalmente no se contempla un cambio de maquinaria es el los relojes que llevan cronógrafo, estas maquinarias tienen un precio mas elevado y es por estos que se procede a su reparación, que normalmente consiste en desmontar la maquinaria, limpiarla, engrasarla y volverla a montar, si se encuentra alguna pieza rota o averiada se procede a su cambio.
Algo distinto ocurre con los relojes digitales, al no llevar mecanismo que se estropee, todo es un circuito electrónico, lo que se hace es un cambio del módulo que esté fallando, normalmente todo va integrado en la misma placa, entonces si el precio del reloj lo aconseja se sustituye y ya tenemos el reloj otra vez como si fuera nuevo.

En la decisión de reparar un reloj hay que tener en cuenta la edad del reloj, hay ocasiones que el reloj en cuestión ya tiene unos años y hacer una reparación, cuando puede tener otras partes afectadas, puede ser un riesgo, hay que evaluar si nos merece la pena gastar un dinero en un reloj que tenemos ya cierto tiempo, exceptuando aquí a los relojes de alta gama donde el paso del tiempo no hace sino que aumentar su valor.