El vértigo de la vida
Enrique Márquez Abella
111

La vida es oscilante, pero a la vez que intrepida y maravillosa, hay que vivirla, disfrutarla y sobre todo sentirla.