Citta (Ciudad) del Vaticano para las Personas de La Tercera Edad

Mis consejos para explorar los Museos Vaticanos

Pide una silla de ruedas al ingresar al Museo Vaticano. Las sillas de ruedas se pueden pedir gratis a la entrada al museo. ¡Solo se necesita dejar un documento de identificación y basta! Aunque en mi opinión personal los españoles son más atentos con las personas de la tercera edad, si encontramos varios letreros para visitantes con “disabili.” Mi hermana y yo nos turnamos paseando a nuestra madre alrededor del museo y fue bastante fácil hacerlo.

Visita durante el mediodía cuando no se tiene que hacer fila. Nosotros por casualidad llegamos al Museo Vaticano a las 12:30 del mediodía y no había nada de líneas a esa hora. La vez anterior, hace diez años, visitamos el museo vaticano por la mañana y pasamos buen rato esperando en línea para entrar.

Esta vez, no teníamos ni boletos ni reservaciones y se nos hiso muy fácil comprar los boletos a la entrada. ¡Por supuesto, todos los empleados del Vaticano hablan múltiples idiomas entonces lo único que tienes que hacer es preguntar!

Paseando a nuestra mama por los museos Vaticanos.

Toma tu tiempo haciendo el recorrido. La entrada a los museos del Vaticano no es barata. Nosotros pagamos más de 60 euros por cuatro boletos y aquí, no hay descuentos para las personas jubiladas. Los museos incluyen patios afuera, cafetería, y la “Cappella Sistina.” Si vas con personas de la tercera edad, haz por pasar unas cuatro o cinco horas aquí. Si necesitas un descanso, puedes tomar un café o comer algo y sentarte afuera a tomar el sol.

Like what you read? Give Jasmine Mora a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.