Había una vez

Manejo de información en redes sociales, blogs y web.

Porque una vez al aire la información, no tienes forma de pararla.

Como milenial me ha tocado vivir diferentes etapas y formas de consumo para muchos rubros; uno de ellos es la información.

La llegada de las redes sociales, el aumento en el manejo de contenido audiovisual y la instantaneidad transparente a la que nos ha acostumbrado la tecnología han reducido nuestra paciencia, así como la atención para leer largos contenidos; además de que cada red está pensada en la sociedad para colocar diferentes tipos de información.

Sumemos a lo anterior las dos bases más grandes de la viralidad en contenidos mediáticos:

  1. Falta de imaginación en la creación de contenido: Cuando un medio informativo de culto de las redes lanzan un tema y los demás lo copian en el “estilo” peculiar de la web que lo replica y que, evidentemente se volverá viral en algún momento (como las constantes charlas sobre la vestimenta femenina musulmana).
  2. Un tema de importancia social o festejo: Ejemplo de esto son los acontecimientos anclados a fechas importantes, así como la noticia que impacta de alguna manera a una sociedad o imaginario cultural específico, volviéndose rápidamente viral por posibles consecuencias locales o internacionales (a esto apelan los memes de manera primaria).

Hay que añadir que los puntos no se excluyen entre ellos.

Hay muchas formas de aprovechar la viralidad existente para generar seguidores; pero ¿qué mensaje quieres enviar desde tu empresa o plataforma? ¿qué causas te comprometen, cuáles son óptimas? ¿crees que todos pueden escribir con eficacia para tu target?

Si tienes alguna de estas dudas, ni lo dudes: para eso existimos: Había una vez cuenta tu historia y te sugiere el medio para hacerlo posible.