“Leo en tus labios como si fueran libros”

Las caricias

de la cárcel del árbol de tu cuerpo,

la hoja caída en el suelo,

volando al viento

en el tránsito de un sueño de

palabras.