Mi libertad, mi bici y mi perro

Si la bicicleta nos empodera y nos brinda libertad, la bici plegable fortalece la libertad de movilidad urbana multimodal. Compré una plegable urbana de marca Brompton, hace dos meses y me ha permitido dejar el temor de inseguridad a un lado y movilizarme mejor en largos trayectos en la ciudad de Bogotá.

Movilizarme durante la noche y sola no es problema, gracias a la opción multimodal que me brinda la bici. Eso significa que la puedo plegar y queda muy compacta para llevarla en el bus, en el taxi, y como lo hacen otras personas, llevarla en el metro. Pero Bogotá aún no tiene metro. Valga la cuña para que el próximo alcalde que elijamos sí se comprometa con el metro para Bogotá.

La preocupación por los biciparqueaderos se reduce, porque claro, la puedes llevar contigo plegada y rodando como una maleta de viaje. Sin embargo la preocupación que surge es ¿Me permitirán entrar con la bici plegada al edificio, al restaurante, centro comercial, al café o al supermercado?

Una cultura bici en la empresa privada, en el barrio es urgente, si queremos construir ciudades amigables con los biciciudadanos.

Las alegrías con mi Bici Brompton

Lo importante es que cumplí mi sueño de cambiar la forma como me relacionaba con mi entorno cotidiano y en la forma como me movilizaba por mi barrio y mi ciudad. Con la bicicleta siento que ejerzo mi derecho de ciudad.

Además siento una sensación de libertad personal, pedalear a tres velocidades, despacio, ó rápido me ayuda al encuentro con las sensaciones de mi cuerpo, siento los latidos de mi corazón, el ritmo de mi respiración, mis piernas, mis músculos y mi fuerza. También entro en un estado mental de equilibrio y alegría. Es casi inexplicable.

El mecanismo de plegado es sencillo, con práctica constante se hace en menos tiempo. Mi bici la subo en el ascensor, y se parquea plegada en el estudio debajo del escritorio.

Pedalear con la compañía de mi perro, Fidel, un weimaraner de 1 año y medio es muy divertido, y también me produce alegría.

El mejor plan con Fidel y mi bici es rodar por la ciudad, llegar a un parque extenso en zonas verdes, con un lago. Descansar, leer y dibujar bajo los árboles.

Aquí comparto un video de mi bici plegada y mi perro, Fidel, un weimaraner de 1 año y medio, mirándola.

A single golf clap? Or a long standing ovation?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.