El botija crece

Bentancur abre los brazos y festeja su primer gol en La Bombonera.

La adolescencia es una etapa de cambios y Rodrigo Bentancur los está pasando a todos juntos. Arrancó el 2015 con la Primera en la pretemporada y haciéndole un gol a River en el histórico 5–0; fue tomando más protagonismo en el once titular; se equivocó feo con San Lorenzo y lloró en la Bombonera; tuvo revancha en el clásico en el Monumental y terminó dando dos vueltas olímpicas… Ahora, ya en 2016, se habló de 15 millones de dólares por su pase, de un interés del Real Madrid. En medio de todo ese lío, es difícil parar la pelota, pensar, mirar las opciones y decidir bien. Eso es, justamente, lo que el uruguayo le aportó a Boca en estos últimos dos partidos.

El renacer futbolístico en las victorias ante San Martín y Newell’s encuentra en Bentancur una de sus causas principales. Después de una mala pretemporada, donde una lesión muscular le sacó entrenamientos, el juvenil reingresó al equipo en la apática derrota ante Atlético Tucumán. Sacando el tropezón inicial, el pibe después levantó y mostró su mejor versión en su todavía incipiente paso por la Primera xeneize.

A su buen toque corto, Bentancur le agregó en estos partidos una dinámica útil: ayudó en la presión y pisó el área rival con decisión, dando asistencias y hasta convirtiendo este sábado en la Bombonera. El pibe libera de responsabilidades en la creación a Gago y le da una mano a Cubas en la recuperación, llenando bien los espacios en la vuelta. Con Lodeiro se entienden a un toque, y son la dupla que permite que los de arriba dejen de jugar de espaldas al arco.

Se vendrá una prueba más para Bentancur, un desafío que también tiene pendiente el equipo en general: arranca la Copa, hay dos choques con Racing y también el clásico con River en Núñez. La seguidilla de partidos importantes pondrá a prueba esta versión recuperada de Boca, y también será un nuevo paso en el crecimiento acelerado del botija de las ocho cifras.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated MuyBoca’s story.