La quimera de la rotación

Boca en Cali: comienza el sueño de la Copa.

Arranca la Copa Libertadores, esta noche a las 21.45. Es el gran objetivo para Boca en este año y plantea varios desafíos: viajes, cambios de clima, altura, rivales desconocidos y adversarios de peso histórico. Pero más allá de la dificultad de la competencia continental en sí, la otra cara de la moneda es la combinación con los partidos del torneo local: Boca debutará en Cali contra Deportivo con el mismo equipo que el sábado jugó ante Newell’s, y la pregunta es cómo responderán los jugadores ahora y a futuro acumulando minutos, millas de viaje y esfuerzo.

A diferencia de 2015, Rodolfo Arruabarrena parece haber cambiado la estrategia para afrontar esta Copa: ahora sí habrá un equipo titular. La rotación será obligada sólo cuando el once inicial llegue a una exigencia que realmente amerite descansar. Boca jugará en Cali con lo mejor que tiene, y posiblemente aparezcan los suplentes el domingo en Avellaneda ante Racing por el campeonato, teniendo en cuenta que ambos se enfrentarán luego el jueves por Libertadores. Para ese entonces, desde la derrota con Atlético Tucumán, varios de los titulares habrán acumulado cuatro partidos en apenas once días.

Pablo Pérez, Tobio, Chávez, Carrizo, Fabra, son algunos de los jugadores de más renombre que por ahora aparecen relegados del once inicial. Más atrás están juveniles que incluso también fueron escogidos para la lista de la Libertadores, como el hoy titular Molina, Moreno, Silva Torrejón y la sensación del verano, Alexis Messidoro. El volante habló con MuyBoca y contó lo que representa para él estar en la Copa: “Estoy muy contento por entrar en la lista. Cualquier jugador sueña con jugar la Libertadores y más en Boca, el club más grande del mundo. Con tal de estar, que me den la 99… Juegan los pies, no el número”, dijo quien usará el dorsal n° 28.

Más allá de la Copa, el pibe seguramente sea parte de la rotación obligada cuando haya que dar descanso en el torneo local. Atento, se relame con la chance de tener sus primeros minutos oficiales: “Primero hay que entrenar y después tratar de dar lo mejor cuando toque, estoy esperando la oportunidad. Por ahora estoy contento en Reserva, el Flaco Schiavi es un buen técnico y una buena persona. Físicamente yo estoy bien, pero sé que se nota el cambio cuando pasás de Reserva a Primera”. Alexis lleva tres goles en cuatro partidos en los partidos del equipo de Schiavi en 2016.

Hay buenos suplentes para ciertos sectores del equipo, mientras se aguarda por las recuperaciones de Erbes, Osvaldo, Jara y Peruzzi. Están también los pibes como Messidoro, que pueden utilizar el torneo local como pista de despegue para sus carreras en Boca. Pero, por ahora, el Vasco apuesta con criterio a forjar un equipo titular que gane en confianza y se haga fuerte en la Copa, que demuestre seguridad en sí mismo. Se vienen compromisos importantes en la Libertadores que serán una nueva prueba para el tan cuestionado carácter del plantel de Arruabarrena. Y la rotación puede esperar.

Por Lucas Guerrero (@lucasg91)

Show your support

Clapping shows how much you appreciated MuyBoca’s story.