Margarita Zavala. Continuar la Guerra y perder todas las batallas

Margarita Zavala y el karma de la Guardería ABC revistacupula.com

Comencemos por el argumento de que la mujer no es su marido ni viceversa. Es verdad, si hubiera ganado Hilary en Estados Unidos sabríamos que Bill Clinton no hubiese tenido voz ni voto en el gabinete, sin embargo tal vez si en las orejas de la Presidenta.

Es decir, supongamos que Margarita se enfrenta a una situación en la que tenga que enfrentar al crimen organizado, ¿cuál creen ustedes que sería su decisión? ¿A quién creen que consulte sobre cómo combatirlo? A Felipe, por supuesto (si no está borracho), entonces ¿por quién estaríamos votando por Margarita o por otros seis años de Felipe Calderón?

Y no es que México no esté preparado para que una mujer dirija a todos los mexicanos, pero es que ese puesto ya está ocupado por La Virgencita de Guadalupe. Y mientras exista esa competencia por quien se encarga de los milagros de los mexicanos no habrá lugar para otra “patrona” en su sociedad. Es como tener dos mamás, y que en el mundo moderno eso ya es posible para la mayoría de los mexicanos no está bien visto y no lo hemos aceptado aun.

Nadie puede poner en duda su capacidad, su experiencia política y su educación. Sin embargo, hay una persona a la que no le importa la educación ni la experiencia de la mujer y es madamas que el presidente de la nación más poderosa del mundo: Donald Trump.

Y seamos francos con nosotros mismos; si Hilary, que tiene 30 o más años de carrera política, que ha es el AMLO de Estados Unidos y se ha mantenido en campaña por la presidencia desde que tenía 20 años , como esperamos que la Diputada y subcoordinadora de política social del Partido Acción Nacional pueda competir con el billonario, excéntrico, sexista de Donald Trump.

Si elegimos a Margarita, México no pondrá resistencia alguna a las exigencias del país vecino o nos acobardaremos como lo hizo en su momento Fox cuando Bush le extendió la mano a unirse a la guerra contra el terrorismo. Por qué los panistas solo han demostrado que a los únicos que les interesa “matar” o perseguir es a los mismos mexicanos. No intentan para nada tener una política exterior agresiva sino que prefieren mantener a la población en guerra para que ellos puedan mantenerse en el poder.

Si algo nos deja claro la tendencia política mundial es que en estos momentos no es posible elegir a una mujer y mucho menos a una que está casada con un personaje como Felipe Calderón. Por qué los representantes de las potencias mundiales en la actualidad: Donald Trump, Vladimir Putin, Xin Jin Pin, entre otros muestran respeto por el sexo opuesto sino que requieren ser manejados por “macho alfa” que pueda ponerse con ellos a las patadas.

Margarita debería luchar por convertirse en la Fiscal General de la república y crear una reputación y adquirir experiencia sobre cómo tratar a los criminales. Mostrar sus credenciales en un puesto público tan importante y trascendente para aspirar por la presidencia en 2024 o 2030.

Es verdad que debemos dejar atrás el machismo y el sexismo.

Darle oportunidad a las mujeres para que tomen cargos de elección transcendentales, sin embargo no podemos permitir que Felipe regrese a los pinos, que el pan cobarde nos represente en el exterior y que nos hagan el feo en las negociaciones con Estados Unidos por que quien nos representa sea una mujer.

Y es que como dijo el difunto Juan Gabriel, “lo que se ve no se juzga” y a simple vista podemos sin juzgar darnos cuenta de que Trump la hará pedazos a ella, a su esposo y a toda la bancada del PAN.