Reacción y acción

Estadio Arsenal de Sarandí

Por Nicolás Adet Larcher

Luego de la aparición de Cristina Fernández de Kirchner en el estadio de Arsenal para presentar Unión Ciudadana, dejo algunos puntos que me parecen importantes para destacar.

  1. El discurso fue breve, pero contundente. CFK utilizó un escenario de 360º como Mauricio Macri, pero a su manera. La consigna pareció ser “vamos a jugar el mismo juego comunicacional”. Cada persona llevó su propia bandera — a pedido de CFK — para evitar enormes carteles y banderas que puedan obstruir la visión. También es una forma de otorgarle pertenencia a quién observa el acto y no se reconoce dentro de un partido, pero si frente a las propuestas. Hubo testimonios, a lo “Cacho” y “Juan”, pero con el agregado de la gente presente, sobre el escenario. Por eso, tampoco hubo otros dirigentes en un escenario que — además — fue bajo para tener mayor cercanía con el público. Formas de comunicar que el Kirchnerismo va aprendiendo luego de la derrota de 2015 (el nombre de “Unidad” tampoco es inocente).
  2. CFK es el centro de atención de la política argentina actual. Se percibe y se observa desde las fuerzas políticas que están atentas a sus movimientos para tomar alguna decisión, hasta quienes la siguen o la cuestionan. Desde “la pesada herencia”, hasta el “vamos a volver”, desde los dirigentes afínes, hasta los opositores, los jueces y periodistas. Cada vez que CFK toma la palabra, provoca una reacción.
  3. No habló de candidaturas. Sólo se limitó a decir “Todos tenemos nuestros golpes, nuestros dolores, nuestras angustias y yo quiero decirles, en base a ese afecto y cariño entrañable que nos une que, yo voy a estar siempre junto a ustedes como lo dije aquel nueve de diciembre, ayudando en este caso a esta Unidad Ciudadana” marcando un rol central dentro de la fuerza, pero sin mayores detalles. Es una de las estrategias que suele utilizar CFK, dejar la decisión para el momento final (las elecciones de 2011 son un ejemplo de ese juego). El cierre de candidaturas es en pocos días, veremos.
  4. Sobre el cierre del acto, CFK convocó a distintas personas a subir al escenario junto a ella. En ese momento, primero lo hicieron Guadalupe y Julia, investigadoras que habían perdido sus becas en el CONICET en los últimos meses. Guadalupe se encontraba investigando sobre el virus del VIH en el Conurbano. Luego de ellas, siguieron otros nombres e historias de vida que fui anotando y me parecían importantes para compartir en palabras de CFK:

Agustín, del secundario me cuenta que ya fueron tres compañeritos porque tuvieron que ir a trabajar.

Ezequiel es de Pergamino, vino a estudiar Ing. Electrónica en la UBA, obtuvo un PROGRESAR y ahora lo perdió.

Fernando, estudia Lic. En Historia y tiene miedo de no poder seguir porque el alquiler está alto y su mamá perdió el trabajo.

Susana, directora de un colegio de Berazategui. Este año la matrícula aumentó porque están viniendo los chicos de los colegios privados a la escuela pública, porque los padres no pueden pagar las cuotas.

Luisa, pertenece a la Biblioteca Popular Islas Malvinas. Las familias iban a pedir libros. Ahora van a pedirles comida, hacen lo que pueden.

María, desde hace 20 años está en un comedor. Se duplicó la cantidad de chicos y también se sumaron las madres, que llegan con un tupper. Los hombres no van porque tienen vergüenza de ir a pedir comida.

Víctor del polideportivo Solano, de un club de barrio. Tiene los mismos problemas que otros como presidente de un club con los tarifazos. Esos clubes sirven para contener a los pibes, para que no estén en la calle.

Ema, de un Centro de Jubilados. Nos cuenta que los jubilados están con dos horas de gas, de calefacción (por los tarifazos) y después se acuestan temprano por el frío (para no consumir más de lo que pueden).

Lorena todavía busca a su hermana o hermano, no sabe, sus padres están desaparecidos (En referencia al 2x1 de la Corte Suprema).

Agustín es comerciante. Los tarifazos lo están arruinando y con su pensión por discapacidad, tuvo que pagar el alquiler de su comercio.

Norma, siete hijos, pensionada. Tiene un pequeño comercio, los tarifazos la están matando.

Verónica, es empresaria. Pertenece al frigorífico Pilar que en el año 2012 tenía 50 trabajadores y exportaba. Hoy tiene 17 trabajadores y ya no exporta.

Karina, de Micro Envases, haciendo el aguante para no despedir gente, para seguir resistiendo y aguantado.

Alejandro de Ezeiza, tuvo que cerrar su panadería. Tuvo que vender las máquinas porque tuvo que pagarles a los empleados. Ahora produce muy artesanalmente.

Bárbara, trabajadora del calzado, de una PYME de 15 empleados.

Adrián, presidente de la Cooperativa Ex Raimat que fue fábrica recuperada. Los está matando el tarifazo. Pagaban 18 mil pesos de luz, ahora les viene 70 mil pesos de luz. Padecen la apertura de importaciones también.

Pablo y Graciela, productores de verduras. Pablo vino hace 10 años de Bolivia, tiene toda su familia aquí, trabajan todo el día, toda la semana. Además, Pablo está en primer año de Agronomía de la Universidad Nacional de la Plata, para los que fruncen la nariz con los compatriotas de la Patria Grande. Graciela, de la Cooperativa La Primavera cultiva 2 hectáreas. Pero hoy, con lo que está pasando está subsistiendo ella con su familia con la AUH. Pablo trabaja una hectárea y el 50% se lo lleva el dueño de la tierra.

Fabián es remisero y Claudia por Facebook hace una feria de ropa virtual. Pero claro, les subieron los remedios en el PAMI y ahora la economía familiar se extiende para bancar a nuestros viejos. A esto me refería con desordenarnos la vida. Sacaron todos los remedios del Hospital Solano en Quilmes, dice Fabián.

Sabrina, mamá de Agustín de 14 años, electrodependiente.

Luis y Antonella. Tienen tres nenes, Antonella es albina. Ella tiene una pensión por discapacidad por tener problemas de vista, Luis es no vidente y le notificaron a Antonella que como su esposo tiene una pensión de 4 mil pesos, a ella no le corresponde nada.

5. El acto sirvió para reforzar la figura de CFK como líder política y el factor de “la calle” que el macrismo no posee (y que tampoco parece querer tener, con la excepción de ese 1A que alegró al presidente). De cara a una posible candidatura, a la vez se instaló un contrapunto de actos en las redes sociales con Mauricio Macri (estuvo en Rosario por el Día de la Bandera).

Con esta aparición, CFK demuestra que está en carrera (que no hay una muerte política a la vuelta de la esquina como anuncian desde algunos lugares) y que viene a jugar con las reglas de juego impuestas, pero adaptadas a su forma de acción política.