Consejos principales para cuidar de ti misma como todo una Poderosx

Versión en inglés

Al concluir la Semana Nacional de la Salud de la Mujer, el Instituto Nacional de Latinas para la Salud Reproductiva (NLIRH, por sus siglas en inglés) quiere animar a lxs latinxs a que hagan de su salud una prioridad. En estos tiempos de ataques intensos contra nuestras comunidades, es fundamental que nos preocupemos por nosotras mismas — nuestra mente, cuerpo y espíritu — para evitar el agotamiento mental y físico. El autocuidado se puede definir como una actividad deliberada para cuidar de nuestro ser emocional, mental y físico: dedicar tiempo para cuidarse a sí mismo y hacer cosas que les alimente, y les permita crecer y convertirse en la persona que es y quieres ser.

Mientras que el cuidado personal puede incluir actividades relajantes — tal como tomar un baño largo y calmante — también puede incluir hacer cosas que pueden ser abrumadoras, como programar una cita con un ginecólogo o ir al médico. Los problemas sistémicos que impiden que las mujeres de color reciban el cuidado que necesitan, hacen que las latinas sean más propensas a sufrir y morir de enfermedades evitables,como el cáncer de cuello uterino, que las mujeres blancas no latinas. Hoy te pedimos que visites al médico para una visita médica, realiza exámenes preventivos y cuida de tu cuerpo y tu salud mental. Practicar el autocuidado te ayudará a participar en la lucha por la justicia y la liberación sin sacrificar tu bienestar mental, físico y emocional. Aprendimos muchísimo sobre cómo cuidar de ti misma mientras sirves a tu comunidad — de algunas de las poderosas que están al frente del movimiento — durante nuestra más reciente charla en vivo por YouTube (en inglés) Poderosas To The Front: Caring For Yourself While Saving The World. No te la pierdas, y sigue nuestros mejores consejitos para cuidar de ti misma como toda una Poderosx, que encontrarás a continuación:

1. Comunícate con tu cuerpo: ¿he comido recientemente? ¿He tomado suficiente agua? ¿Descansé bien? ¿Cuándo fue la última vez que fui al médico para hacerme exámenes referente a la reproducción? ¿Cuándo fue la última vez que me hice una prueba de Papanicolaou? Los latinos tienen las tasas más altas de personas sin seguro en el país (19.6% de los menores de 65) y tienen más probabilidades de padecer enfermedades evitables. Aunque la inscripción abierta para el 2018 ha terminado, aún puedes visitar a CuidadodeSalud.gov y aprender sobre tus opciones para el cuidado médico.

2. Céntrate en ti misma: respira profundamente. Estira tu cuerpo por un minuto cuando te levantas, antes de irte a dormir, y cada dos horas durante el día. Si puedes, empieza una rutina de práctica de yoga o trata una simple meditación guiada antes de dormirte. Además de tener un efecto de conexión a la tierra, la práctica regular de yoga puede aliviar los síntomas del síndrome premenstrual, el síndrome de ovario poliquístico y el trastorno disfórico premenstrual (TDPM). Además, los estudios muestran que la meditación reduce la ansiedad y mejora la salud del corazón.

También, esfuérzate para centrar tu bienestar emocional a través de ser más amable contigo misma. Una práctica diaria de afirmaciones positivas puede ayudarte a cambiar tu voz interna, de una de autodesprecio a una voz de autoamor y empoderamiento. Empieza tu práctica diaria hoy mismo. La autocompasión es crítica para nuestro bienestar y salud mental.

3. Conoce tus límites y respétalos: establece límites saludables. No puedes hacerlo todo, y forzarte demasiado te llevará al estrés y al agotamiento. Con frecuencia, se espera que las mujeres de color asuman demasiado, aun cuando puede que nuestra salud esté en riesgo. Las consecuencias de esto podrían resultar mortales. Nunca te sientas mal por ponerte en primer lugar, no eres egoísta por no asumirlo todo. En cambio, date tiempo para descansar y recargar tus energías.

4. Exprésate: escribe sobre lo que está pasando en tu vida en un diario, llama a una persona de confianza con la que te sientes segura, permítete el espacio y respeta tus emociones. ¿No puedes encontrar las palabras para escribir cómo te sientes? Muestra cómo te sientes a través de las artes plásticas o rendimientos visuales. Elige tu canción favorita y baila.

5. Dale prioridad a tu salud mental: Cuidar de la salud mental es tan importante como cuidar de la salud física. Si alguna vez has estado interesada en la terapia / asesoramiento / terapia grupal, ahora es el momento perfecto para empezar. Si ya estás en terapia, sigue adelante. Si no puedes pagar por un terapeuta, consulta estos recursos gratuitos o de bajo costo.

6. Conéctate con tus raíces, cúrate a ti mismo: muchas de nuestras culturas de origen buscan a la naturaleza por sus poderes curativos. Tomarte un té especial con manzanilla y raíz de valeriana puede ser calmante y ayudarte a tener un sueño más reparador. Intenta estos exfoliantes faciales y corporales hechos en casa con los ingredientes en tu cocina o relájate tomando una ducha aromática, colgando un ramo de eucaliptos en la cabeza de la ducha.

7. Busca ayuda en tu comunidad: a veces el cuidado personal es difícil. A veces el autocuidado no es práctico. A veces no tenemos el tiempo, la energía, la motivación o la capacidad para cuidar de nosotros mismos. Tal vez necesitas que alguien te traiga la cena, te ayude a hacer citas con tu médico o que te recuerde que te bañes. Está bien. En estos tiempos, recuerda que no tienes que luchar a solas. Pónte en contacto con miembros de tu comunidad para que te ayuden, a tus familiares o a tu familia elegida. Aquí hay algunos consejos sobre cómo y porqué pedir ayuda. Recuerda: se necesita un pueblo. ¿Buscas conectarte con tu comunidad, establecer relaciones más profundas y sentirte parte de algo más grande? Únete a una Red de Abogacía de Latinas y se parte de la familia NLIRH.


Para más información sobre la lucha de NLIRH por la salud, la dignidad y la justicia, visítenos en latinainstitute.org o síganos en Facebook y Twitter @NLIRH.

El Instituto Nacional de Latinas para la Salud Reproductiva es la única organización nacional de la justicia reproductiva dedicada a desarrollar el poder de las Latinas y promover la salud, la dignidad y la justicia para 28 millones de Latinas, sus familias y sus comunidades en los Estados Unidos, a través del desarrollo de liderazgo, la movilización comunitaria, la abogacía de políticas públicas y las comunicaciones estratégicas.

Like what you read? Give National Latina Institute a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.