Una conversación…

“El conflicto que nos quema el alma, Antero lo expresó mejor que ningún otro poeta, porque tenía tanto sentimiento como inteligencia. Es el conflicto entre la necesidad emotiva de la creencia y la imposibilidad intelectual de creer.” (Pessoa)

Esta frase resume en gran parte la tarde de ayer. La tarde de ayer fue mucho más que pasear con Maite por sevilla, más que disfrutar de un paseo por el centro con un suelo mojado, brillante que llenaba de matices una tarde gris. Una tarde gris llena de colores, de gente de compras. Una tarde gris que se llenaría de color, de risas en el teatro, de re-encontrarnos con caras conocidas y con gente con la que mucho hemos compartido.

Pero todo esto fue secundario. Durante esa tarde gris, durante ese paseo lleno de reflejos, conversamos. Si, conversamos, empezó de forma simple y aparentemente vacía, y acabó llenándose desde lo más profundo.

Empezamos desde lo más amplio, discutiendo sobre los límites del universo y acabamos hablando de cada uno de nosotros y de nosotros dos juntos. (tras una pausa vuelvo a escribir, sin releer) De lo que somos, de adonde vamos y de donde estamos. Del proceso que hemos en estos más de 12 años juntos. De como el uno lleva al otro y el otro lleva al uno. De que lo que realmente importa es el ahora, el futuro llegará y el pasado nos ha llevado a donde estamos, ese ha sido su trabajo que no es poco. El nuestro decidir, mayoritariamente de forma inconsciente y multifactorial, cada segundo de donde partiremos el siguiente segundo. Sin prisas, sin agobios, porque lo que realmente se quiere, es lo que se hace…

Fue una conversación de esas que puedes tener a veces con cualquiera y te conecta de forma inmediata, pero en nuestro caso, nos recuerda, desde lo más profundo porqué estamos juntos.

Nos vemos,

A single golf clap? Or a long standing ovation?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.