Cómo solventar los problemas de atasco y contaminación sin pasar por lo común.

Lo estamos viendo en las noticias continuamente. Restricciones de tráfico, atascos, el cambio climático mandando huracanes donde nunca antes habían llegado, megaincendios y unos para nada preocupantes 28º en octubre. Algo hay que hacer. ¿Y qué hacen las instituciones? Las instituciones tarde y mal.

Te voy a proponer una manera de solucionar el tráfico en tu ciudad y de paso salvar el mundo. Así es, tú puedes hacer ambas cosas ¡a la vez! Y te prometo que no te va a costar demasiado esfuerzo.

Lo que te propongo es que un día a la semana no vayas a trabajar en coche/moto.

MIND. BLOWN.

“Es que yo no puedo porque trabajo en un polígono a 100 km de casa” → esto no es para ti. “Es que yo no puedo porque tengo que ir al cole, al trabajo, a judo y a otro lado” → Esto tampoco es para ti. Es posible que la propuesta no te convenza: no hay soluciones universales y no todo gira en torno a ti. Pero sé que a más de uno os puede cuadrar esta idea.

Explicar la parte de salvar el mundo es fácil. De golpe y porrazo dejas de emitir un 20% de tus gases nocivos. Es la mitad de lo que se ha comprometido a reducir la UE. La mitad del trabajo está hecho y la UE no ha prohibido (aún) nada.

Explicar la parte del tráfico tampoco es muy complicado. Una reducción de un 20% de vehículos en una vía puede marcar la diferencia entre atasco y circulación libre. Fijaos en el siguiente gráfico en las velocidades medias (y si os apetece leed todo el hilo, merece la pena).

La línea naranja es la velocidad media y las barras la cantidad de coches cada 15 minutos

Esta propuesta supone un sacrificio. Si vas en coche al curro es porque para ti es mejor: por tiempo, por comodidad, versatilidad… lo que sea. Te estoy proponiendo que dejes esa comodidad. Te estoy dando algo peor. Peeeero como es a cambio de salvar el mundo (y el atasco) lo llamamos sacrificio. Es lo que es: un perjuicio personal por el bien común. Mártir me parece exagerado, sacrificio no.

A cambio de tardar más un día a la semana el resto ni tienes atasco ni contaminación. Negociaco. Si lo hiciese todo el mundo. Sabes que no todo el mundo lo va a hacer. Unos no podrán (ver arriba) y otros son unos listos que pasan pero se aprovechan de los demás. Porque siempre hay un listo que se cuela en la incorporación de la autopista. En el futuro un pelín menos apocalíptico dirás a tus nietos “yo hice algo” mientras que el listo dirá “yo fui un listo que no aportó”. Tengo claro cuál de los dos abuelos quiero ser.

Un poco de karma para los listos

Tampoco hace falta que no uses el coche un día todas las semanas. Puedes no usarlo dos días una semana y la siguiente usarlo todos. Puedes aprovechar ese día de lluvia donde de todas formas se va a formar atasco y para tardar más en transporte. O esa salida de puente cuando se forma taco. No sé, tú conoces mejor tu situación y sabes que hay días que no merece la pena ir en coche.

Ahora tienes que convencerte de que no es tanto sacrificio. Piensa cuánto tiempo te supone. ¿1 hora — hora y media a la semana? Es por ahí (si es mucho más te diría que lo dejes, pero supongo que esa decisión ya la habías tomado). Es ese día en que llegas tarde a una entrega y te tienes que quedar pringando. Es ese rato que dedicas a leer los comentarios de la gente en las noticias (porque la gente es muy boba). Una hora a la semana la perdemos de mil maneras. Ahora se trata de perderla con un propósito.

Esa hora extra la puedes dedicar a algo como leer los comentarios de la gente en los periódicos porque la gente es tonta. O si cambias coche por bici pensar que te estás llevando un ratejo de cardio GRATIS. No sé, tú sabrás porque tú te conoces mejor, la historia es buscar algo positivo (o engañarte, llámalo como quieras).

Al menos es mejor que la alternativa de volver a las cavernas y alumbrarnos con fuego. Tú mismo.