5 lugares en los que perderse este verano

Resorts que parecen auténticos paraísos, playas en las que gastar toda la batería de la cámara haciendo fotos, festivales en los que bailarlo todo y ciudades para revisitar.

Llevas todo el año pensando en las vacaciones y cuando, por fin, llega tu momento, no sabes qué hacer: ¿un viaje a una isla con tu pareja? ¿visitar a tu familia? ¿acercarte a conocer al hijo de tu mejor amiga que vive a mil kilómetros? ¿volver al pueblo al que viajabas de pequeño? Todo vale, todo es maravilloso (o casi todo) en vacaciones. Pero si realmente estás más perdido que el barco del arroz y no hay forma de que te decidas, aquí te dejamos 5 rincones a los que nunca te arrepentirás de ir este verano. Lo complicado: elegir uno solo.

Mallorca, Islas Baleares

Escapar a Mallorca

Agárrate a tu pareja y no la sueltes. Directos al avión. Volamos a Mallorca. Al norte de la isla para ser más concretos. En esta zona, aunque turística, todavía podrás disfrutar de joyas naturales como el Cap de Formentor, que pone broche final a la impresionante Serra de Tramuntana, zonas llenas de tradición como el pueblo de Alcúdia, localidades de verano de los auténticos mallorquines, playas inmensas de aguas turquesa y arena tan blanca que desprenden su propia luz… Para alojamiento, en la variedad está el gusto: encontrarás desde apartamentos en los que estar totalmente a vuestro aire o bien uno de esos hoteles con spa en Playa de Muro que será la envidia de todos tus colegas de trabajo a tu vuelta. Los precios -si se atiende a servicios y calidad- casi compensan más los del hotel, sobre todo si tu plan es ir y disfrutar del sol, la playa, cuidarte y regalarte unos cuantos caprichos.

Llenar Instagram de arena

Infinitas, llenas de vida, con olas que surcar haciendo surf, rodeadas de increíbles montañas… Las playas de Málaga y, en concreto, las de la costa de Marbella y alrededores, son escenarios perfectos para sesiones de fotos interminables. Si eres un aficionado a la fotografía o eres de los que no puede vivir sin conectarse cada 10 minutos a Instagram, toma tu cámara, tu móvil o tu iPad y pon rumbo a la Costa del Sol. Más allá de los lugares clásicos y los sitios de moda, tienes que saber observar y localizar esas imágenes que te harán merecedor de incontables me gustas y que -y esto es lo mejor- te llevarás como recuerdo de momentos insuperables. Para poner la guinda al viaje, elige un hotel de lujo. Un hotel 5 estrellas en Marbella de esos que quitan el hipo y que en cada esquina tienen un detalle perfecto que capturar. También puedes decantarte por todo lo contrario y hospedarte en algún hostal o pensión típicamente andaluza, con todo ese color y esencia que tiene esta tierra.

Bailarlo todo en Lisboa

Ir de festival está de moda, incluso teniendo ya una edad. Sí, prejuicios fuera: si el grupo que te ha gustado toda la vida toca, tú vas y giras con él. De hecho, cada vez son más los grupos de “antes” que empiezan a conquistar carteles festivaleros, algunos incluso como cabeza de línea. Algo así pasa este verano en Lisboa, donde se organiza desde hace 10 años ya el festival NOS Alive. En esta edición se van a juntar en sus escenarios nombres como Arcade Fire, Chemical Brothers o Radiohead: cualquier excusa es buena para ir a Lisboa… pero ésta es, seguro, la mejor. Ojo si te decides a última hora porque el tema de abonos para los 3 días está complicado (algunos días ya tienen entradas agotadas). Asimismo, el alojamiento puede ser una pesadilla: muchos apartamentos y hoteles han colgado el cartel de completo para esos días (del 7 al 10 de este mes). Recomendación: consulta en algún hotel del centro de 3 o 4 estrellas. Por ejemplo, el Vincci Baixa, que además ofrece todo tipo de servicios y así, de paso, te das un homenaje de descanso en la capital de Portugal.

Volver a Barcelona

Tiene playa, una agenda repleta de actividades, está bien comunicada por tren, carretera y avión y la vida en la ciudad no se para ni en verano. Su costa, además, es un lujo estos meses de sol, así que, plantéatelo seriamente: si no tienes mucho presupuesto, Barcelona es un plan. Un planazo. La ciudad condal se deja querer. El alojamiento es para todos los gustos: hay hostales baratísimos y con muy buenos servicios, pero también puedes optar por un hotel en el centro de Barcelona de diseño y darte un lujo. ¡Que para algo estás de vacaciones! Antes de elegir las fechas, si tienes un poco de flexibilidad, pásate por alguna de las webs de ocio en Barcelona para ver cuándo te interesa más ir. Quizás puedas hacer coincidir el viaje con algún ciclo de cine interesante o con una exposición chula.

Perderte en el Cabo de Gata

No literalmente, claro. Pero sí perderte en el sentido de escapar del ruido, el estrés, la ciudad. La zona de Cabo de Gata es una de las más bonitas que puedes encontrar en España en las que combinar senderismo, playa, gastronomía y fiesta. La zona de hoteles cerca de Retamar es la mejor para fijar campamento base. Desde allí, alquilando un coche o un jeep puedes recorrer parajes increíbles del parque natural, visitar todas las playas de su costa, preparar salidas a la montaña o incluso atreverte a pasear por el desierto donde se rodaron algunos de los espagueti western más famosos de la historia del cine.