Carta #22:

No sé qué fue primero, no sé si fueron los ladridos de perros, no sé si fue la alarma que sonó en la calle dos veces, no sé si fueron los gritos de algunas personas que venían de fuera, no sé si fueron los ataques de tos de mi tío,no sé si fue el incesante tic-tac del reloj que no hacía más que recordarme que todos los meses, todas las semanas, todos los días, todos, se condensaban y reducía a algo tan efímero como pudieran ser apenas unas horas. No sé que fué pero me desvelé y “madrugé” en solidaridad con mi prima que tiene su primer día de clase, avanzan las horas, se despierta mi otra prima pequeña, va pasando la mañana,me preparo, me despido de mi tío y salgo por la puerta rumbo a la escuela, la pachorra o que la puerta estuviera cerrada, hace que llege algo tarde, no será como pensé, ni aparcamientos ni bancos, donde poder contar con el factor sorpresa, entro y atiendo apenas entendiendo de faltas y créditos, esa información no va para mí. Apareces y solo los modales impiden que no corra a abrazarte, acaba la charla y me giro, hablamos, nos saludamos y por fin el primer abrazo, tan ansiado, tan esperado, sabes eso que dicen de que “Las cosas nunca ocurren como uno espera, pero sin embargo ocurren” bueno era algo así, no es textual textual. Temía que siguiera la tormenta de agosto, que fuera un abrazo corto, no lo fue, fue de esos abrazos que te recuerdan quien es el remitente, es de esos abrazos que te dan un calor refrescante aún hayas llegado en una mañana soleada, es un abrazo de alivio aunque te aprieten, es un abrazo de esos que sabes que nunca querrás echar en falta, es un abrazo de los que permanecen en un continuo espacio-tiempo, en un espacio de mi minúsculo corazón color ébano y en el tan preciado tiempo que tu tienes, es un abrazo que si no fue efusivo y sincero solo puede significar que eres actriz y muy buena, es un abrazo que terminó de despertarme, es un abrazo de una de las personas bajitas más grandes, es un abrazo de los de tipo candado ¿No sabes lo que es? Yo te lo explico, no te preocupes, su definición nos dice:

Puede señalar miedo de perderse uno al otro, se atraen entre sí sin dejar espacios, lo más fuerte posible y demuestra una gran conexión. Y pareciera que sintieran miedo a romper su abrazo por temor a dejarse ir.

Es un abrazo que…no sé,no sé explicarlo, definirlo, pero es que a veces los mejores abrazos son los más difíciles de definir, por eso todo lo que he dicho, incluido lo del candado, se acerca apenas a la magnificencia de lo que realmente para mí, es y fue, no sé si para ti también, nada más por ahora mi Rosa Cherokee.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.