Ranking: Las 10 mejores películas de Tim Burton

Artículo publicado originalmente el 9 de Enero de 2015 en Proyectorfantasma.com.ar

Es uno de los directores más creativos como también más innovadores de los últimos tiempos. Su mirada oscura y sombría es su mayor legado a la hora contar de historias. Sumado a una mente capaz de crear a los personajes más carismáticos del cine.

Con ustedes, las diez mejores películas de Tim Burton.

Vale aclarar que en este conteo solo se incluyen películas que Tim Burton haya dirigido y/o escrito.


10. Mars Attacks! (1996)

Dios salve a la reina

Es probable que a casi nadie le haya gustado en durante su estreno, pero de alguna forma esos marcianos homicidas de cabeza gigante se ganaron nuestro corazón hasta el punto de considerarlos parte de una película de culto.

Con un elenco de estrellas, catastrofismo exagerado y una historia digna de la ciencia ficción bizarra de los 60’ (contando con el aún más bizarro cameo del cantante Tom Jones), Mars Attacks! es la visión más retorcida de una invasión extraterrestre después de Mercano el marciano.

9. Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street (2007)

Hay algo entre Tim Burton y los musicales que funciona a la perfección para hacernos sentir cómodos en los escenarios de lo más perturbadores.

Pero a pesar de que la historia no sea suya, sino que es la adaptación de un musical de Broadway, “Sweeney Todd…” tiene todos los ingredientes Burtonianos a los que estamos acostumbrados: Amor, Venganza, un “poco” de locura y mucha sangre como para decorar todo el set de filmación.

Y como siempre con Johnny Deep como el demente de turno acompañado de Helena Bonham Carter.

Una película capaz de hacernos desear una nueva versión de “Cabaret” pero con la singular mirada de nuestro director alienado favorito.

8. El Cadáver de la Novia (2005)

Si Ray Harryhausen es considerado el padre de la animación cuadro por cuadro, Tim Burton debería ser su hijo no reconocido. Aunque no es una gran novedad que este tipo de animación siempre sea el vehículo favorito de Burton para contar sus mejores historias, y es por eso que “El cadáver de la Novia” no es la excepción.

Los infaltables Johnny Deep y Helena Bonham Carter.

Esta por demás oscura pero inteligente adaptación de la mitología judía posiblemente sea una de las temáticas más positivas dentro de la extensa cinematografía del californiano. Ya sea por el mensaje de amor incondicional que recorre gran parte de la película o por la marcada diferencia estética entre el mundo de los vivos y de los muertos ya vista en sus anteriores películas, no cabe duda que “El Cadáver de la Novia” se convirtió desde su estreno en un referente dentro del cine de animación.

7. Big Fish (2003)

Demasiados narcisos para una sola mujer.

Después de enfrentar el fracaso con el remake de “El planeta de los Simios” (2001), Burton decidió distanciarse, aunque sea un rato, de su ya clásica estética gótica para despacharse con este merecido homenaje a los familiares chamuyeros. Y así es que casi siguiendo su método personal, Tim Burton nos presenta un mundo que se debate entre lo real y lo fantástico compuesto por brujas, sirenas y demás personajes imaginarios (o no).

Prácticamente un cuento de hadas sobre el arte de contar historias, que a fin de cuentas termina convirtiéndose en una emotiva lección de amor entre padres e hijos.

6. Ed Wood (1994)

La historia de un director incomprendido cuya pasión por el cine da como resultado películas “fuera de lo común”. No, no es la autobiografía de Tim Burton.

“Ed Wood” no es solamente la historia de un director de cine fracasado que se trasviste en sus tiempos libres. Es la representación de la perseverancia y el optimismo a toda costa a través de la vida del cineasta más incompetente de la historia.

Porque si bien no es la biografía más precisa del creador de “Plan 9 del espacio exterior”, es la extraordinaria representación de Johnny Deep como este ingenuo pero querible director, la que hace que lo que podría haber sido una parodia, termine transmitiéndonos una total admiración por este pobre inepto que hace frente a cualquier obstáculo con la mejor la mejor de las sonrisas.

Y todo retratado en una lograda estética en blanco y negro que nos hace olvidar varias veces que ese es Martin Landau y no Bela Lugosi.

5. BeetleJuice (1988)

Indudablemente Tim Burton es de los pocos realizadores capaces de unir de manera magistral el terror con la comedia. Y en ninguna película queda más explícito que “Beetlejuice”.

Quien hubiera creído que un saco a rayas podría ser tan elegante.

Con una estética clásica del cine clase B y unos efectos especiales de bajo presupuesto como a la vez terroríficos, podemos estar seguros que el surrealista inframundo Burtoniano sería un lugar muy divertido para visitar de vez en cuando. Y si encima cuenta con un elenco para derrochar talento con Michael “no soy Batman” Keaton, Alec “me la re banco” Baldwin y Winona “sigo estando buena” Ryder, tenemos legado para rato.

Ahora solo queda esperar ansiosos por la secuela de Beetlejuice de vacaciones en Hawaii. (no es broma, ese es el argumento)

4. The Nightmare Before Christmas (1993)

Bestia del Marketing. Hoy su cara está en todas las remeras.

Clásico de clásicos si se habla de Tim Burton. Y hasta hoy es difícil de creer que él no fuera el director de esta obra maestra de la animación.

De todas formas no existe película más cercana a su estilo que la protagonizada por nuestro amigo Jack Skellington. Comenzando por el aspecto terroríficamente original de los personajes, sumado a la excelente música de Danny Elfman, para terminar todo englobado en una de las historias más delirantes que dio a luz la mente macabra del tío Tim.

3. Batman (1989)

Los pronósticos no eran los mejores cuando nos enteramos por el propio Tim Burton que a duras penas conocía al personaje. Pero peor fue cuando supimos que el por entonces comediante Michael Keaton iba a ser el encargado de interpretar al justiciero enmascarado.

Ahora es muy fácil hablar después de tantos años, pero hay que reconocer que después de la descafeinada “Superman IV: En busca de la paz” (1987) las películas de superhéroes no estaban en su mejor momento.Pero a fuerza de un gran guion, estética de comic y un villano excepcional como sólo Jack Nicholson podía regalarnos, los fanáticos y la prensa tuvieron que tragarse sus palabras y disfrutar del mejor Batman de la historia del cine.

El mejor Joker se lo dejamos a Heath Ledger. Disculpanos Jack.

2. Edward Scissorhands (1990)

“No es Tim Burton sino está Johnny Deep” tendría que decir el manual del cinéfilo. Pero independientemente de este fetiche, es curioso saber que “El Joven manos de tijera” (otra brillante traducción para Latinoamérica) es públicamente la película favorita de Burton. Y si no fuera por el puesto número 1 estaríamos todos de acuerdo.

Tiene el sello Burtoniano por donde se la mire. Desde esa particular aura fantasiosa hasta la siempre funcional música de Danny Elfman. Todo para contar la simple historia de un joven solitario con algunos “problemitas” de comunicación.

Escrita, producida y dirigida por Tim Burton este film marca un antes y un después en su carrera. No solo por ser un éxito en taquilla y revalidar de una vez por todas su visión artística frente a la crítica, sino por ser el último trabajo del legendario Vincent Price en el cine antes de su fallecimiento en 1993. Claramente una de las más claras influencias dentro de la cinematografía gótica del director.

Y si todo esto no fuera suficiente tenemos la posibilidad de disfrutar a Winona Ryder en versión rubia.

A fin de cuentas “Edward Scissorhands” es por lejos el mejor largometraje de Tim Burton. Aunque siempre nos quede la incógnita sobre un posible parentesco entre Freddy Krueger y el tímido Edward.

1. Vincent (1982)

Antes que empiecen a insultarme admito que técnicamente estoy haciendo trampa porque el puesto N°1 no es una película sino un cortometraje. Pero es inevitable no poner en lo más alto a esta joyita de la animación cuadro por cuadro.

Estamos frente a uno de los primeros trabajos realizados por Tim Burton, cuando todavía era parte de los estudios de animación de Walt Disney. Pero no por eso iba a ser capaz de dejar de lado su lúgubre. Las convicciones siempre están primero para nuestro despeinado director.

Cualquier similitud con la vida real de Tim Burton NO es pura coincidencia.

“Vincent” cuenta la historia de un chico obsesionado con parecerse a su ídolo Vincent Price que a pesar de la constante insistencia de su madre para que salga a jugar afuera, él prefiere quedarse en la oscuridad de su habitación fantaseando con viles experimentos y monstruosidades, tales como aparecen en las películas de terror de su actor favorito.

Una propuesta tan personal como esta solo podía ser interpretada por el mismísimo Vincent Price (cumpliendo así el sueño del pibe) narrando en prosa todos los pensamientos del protagonista retratados en un tétrico blanco y negro y con evidentes referencias al maestro del terror Edgar Allan Poe. (Aquí está para verlo subtitulado)


De esta manera nos encontramos con lo más cercano a un retrato de su propia infancia. Como para ya ir dándonos cuenta que este joven con ideas algo extrañas algún día se convertiría en el fantástico director que es ahora.

Larga vida al tío Tim.

Por Nicolás Feldmann