Últimamente parece que todo el mundo habla sobre la cantidad de beneficios del aceite de coco. No sólo al ingerirlo en la dieta, sino como cosmético natural, para el pelo, la cara, etc. Sin embargo cuando comencé a documentarme sobre esta sustancia, y leí que es un ácido saturado, me chocó.

Teniendo cerca del 90 % de ácidos saturados extraídos mediante prensado de su pulpa, y con lo mal que siempre se ha hablado de este tipo de ácidos ¿cómo es posible que sea tan saludable?

Las grasas saturadas VEGETALES son saludables

Durante décadas, se ha pensado que las grasas saturadas eran perjudiciales para la salud, sin embargo en el año 1981 se llevó a cabo un estudio en dos poblaciones de Polinesia, donde el aceite de coco se usa a diario.

Los resultados fueron publicados en el American Journal of Clinical Nutrition, y demostraron que ambas poblaciones tenían una salud cardiovascular excelente. Fuente

Los beneficios del aceite de coco se deben a la cantidad de nutrientes que contienen sus grasas saturadas de origen vegetal. De echo, se utiliza en diversos productos para bebés y en los hospitales para alimentar a los enfermos críticos, pacientes con sonda y los que tienen problemas digestivos.

Es una sustancia excepcionalmente útil para las mujeres embarazadas, las madres que amamantan, los ancianos, los preocupados por la salud digestiva, los atletas, etc.

Y lo sorprendente es lo extremadamente polifacético que es. He recopilado de varias fuentes médicas sus beneficios, y algunas de las aplicaciones que me han resultado más interesantes. A ver que te parecen!

Beneficios del aceite de coco

1. Contiene ácido láurico y otros…

Como puedes comprobar en la tabla, casi el 50% de su contenido de grasa es ácido láurico.

Este ácido es conocido por sus propiedades antimicrobianas, y su capacidad para luchar contra virus y bacterias.

Cuando se digiere el ácido láurico, ciertas enzimas en el tracto digestivo forman un tipo de monoglicérido llamado monolaurina, la cual es la responsable de inhibir el crecimiento de patógenos, combatir la gripe, el resfriado común, el herpes labial y genital, etc.

Además el ácido cáprico y ácido caprílico tienen propiedades antibacterianas, antifúngicas y antivirales.

Varios estudios han apoyado que el consumo de aceite de coco es una forma efectiva de lidiar con los virus y las bacterias que causan enfermedades como la gripe, herpes, citomegalovirus e incluso VIH.

2. Ayuda a perder peso

Si sigues mi blog, y has leído mi post sobre cómo adelgazar de forma equilibrada, sabrás que para perder peso, la suma y resta compulsiva de calorías no es la solución para mejorar nuestra figura.

Lo que es importante es controlar DE DÓNDE provienen las calorías que ingerimos.

Los triglicéridos de cadena media presentes en el aceite de coco pueden incrementar el gasto energético del organismo cuando los comparamos con la misma cantidad de calorías procedentes de los ácidos grasos de cadena larga.

Un estudio reciente descubrió que ingerir entre 15 y 30 gramos diarios de triglicéridos de cadena media puede acelerar nuestro metabolismo hasta en un 5%.

Por otra parte reduce la sensación de hambre, lo que se debe a la manera en que los ácidos grasos son metabolizados.

3. Los beneficios del aceite de coco para los epilépticos

Actualmente diversas investigaciones están estudiando los beneficios de la dieta cetogénica para tratar diversas enfermedades.

La dieta cetogénica consiste en reducir sustancialmente el consumo de hidratos de carbono (cereales, legumbres, frutas, tubérculos…) e incrementar el consumo de grasas buenas como el aceite de coco y el aguacate. Para más información sobre la innumerable cantidad de beneficios del consumo del aguacate, visita este post.

La aplicación terapéutica más conocida de esta dieta es el tratamiento de la epilepsia resistente a fármacos en niños. Un estudio ha comprobado que esta dieta puede reducir drásticamente la tasa de convulsiones en niños epilépticos.

4. Combate el colesterol

Efectivamente, al contrario de lo que se ha pensado durante años, uno de los beneficios del aceite de coco es que sus grasas saturadas vegetales aumentan los niveles de HDL (colesterol bueno), y disminuyen las de LDL (colesterol malo).

Además protege contra enfermedades del sistema circulatorio y del corazón.

Un estudio demostró como el uso frecuente del aceite de coco reduce los triglicéridos, mejorando la coagulación de la sangre.

5. Mejora la función cerebral

Un estudio realizado en el año 2006, demostró que el consumo de triglicéridos de cadena media, mejora de forma inmediata la función cerebral en pacientes con formas leves de Alzheimer.

Dos cucharadas de aceite de coco al día es el equivalente a 20 gramos de TCM (triglicéridos de cadena media), cantidad indicada para prevenir enfermedades neurológicas degenerativas o como tratamientos en las ya diagnosticadas.

Se ha comprobado que el aceite de coco mejora la capacidad cognitiva, debido a que la forma en la que es digerido es distinta a como digerimos otras grasas.

En lugar de almacenar todo el triglicérido de cadena media (TCM) como grasa, el hígado lo convierte directamente en cetoácidos, los cuales:

  • Evitan la atrofia cerebral.
  • Restauran la función neuronal y nerviosa.
  • Ayudan al cerebro de recién nacidos y adultos a recuperarse después de haber sufrido falta de oxígeno.
  • Ayudan al corazón a recuperarse después de un ataque agudo.
  • Previenen y reducen los tumores.

6. Reduce la grasa abdominal

La grasa abdominal es la más peligrosa y está muy asociada con muchas enfermedades crónicas.

Un estudio realizado en 40 mujeres con obesidad abdominal, demostró que la ingesta de 2 cucharadas de aceite de coco por día condujo a una reducción significativa de la grasa abdominal en tan sólo 12 semanas.

Y esto sin realizar ejercicio ni restringir la cantidad de calorías diarias ingeridas en la dieta; simplemente agregando dos cucharadas de aceite de coco al dia en la comida.

7. Combate la candidiasis sistémica

La candidiasis es una enfermedad causada por el crecimiento excesivo e incontrolado de la Cándida Albicans en el estómago.

Esta levadura está presente en el estómago, pero no manifiesta efectos adversos ya que su crecimiento está controlado por las bacterias beneficiosas de nuestro estómago. Sin embargo, el uso de antibióticos, o la entrada de determinadas bacterias en nuestro organismo, puede favorecer el crecimiento repentino e incontrolado de esta levadura.

El aceite de coco, alivia la inflamación causada por cándida, tanto externa como internamente. Debido a las propiedades antimicrobianas, y antifunguicidas los ácidos caprílico, caproico, esteárico y láurico, el aceite de coco podría combatir la candidiasis.

Beneficios del aceite de coco para la piel

Los beneficios del aceite de coco han sido utilizados durante décadas por terapeutas y masajistas profesionales para aliviar los músculos estresados.

Además de los beneficios del aceite de coco cuando lo consumimos en nuestra dieta, existen diversas formas de aplicarlo con fines cosméticos para mejorar la apariencia de la piel. Te explico algunos de ellos:

  • Combate la piel seca, mejorando su humedad y contenido graso.
  • Es un potente protector solar, que bloquea hasta el 20% de los rayos ultravioleta del sol.
  • Reduce los signos del envejecimiento.
  • Es un potente antioxidante que mantiene los tejidos conectivos fuertes y flexibles y ayuda a exfoliar la capa externa de las células muertas de la piel.
  • Posee propiedades antiinflamatorias que ayudan a mejor la apariencia de las cicatrices de las heridas.
  • Es un remedio perfecto para los labios resecos. Simplemente con aplicarlo directamente sobre ellos, los hidrata y restaura de inmediato.
  • Es perfecto para prevenir estrías, si se aplica con regularidad.
  • Es ideal para retirar el rimel y como desmaquillante. Para esto sólo debes humedecer un algodón con aceite de coco y limpiar el rostro y los párpados.
  • Limpia profundamente la piel y acaba con las células muertas.

El aceite de coco puro y extra virgen es ideal para pieles secas. Lo que debes hacer es aplicar unas cuantas gotas sobre los dedos, y de ahí directamente a la cara mediante masajes circulares y suaves, sin estirar la piel.

Beneficios del aceite de coco para el pelo

  • Hidrata el cabello, lo deja brillante y con volumen.
  • Aplicándolo desde las raíces hasta las puntas, fortalecerás las fibras capilares y así prevendrás la caída del cabello.
  • Es especialmente indicado para el pelo seco por su elevado contenido en grasas. No obstante, también sirve para pelos rizados, dañados y encrespados.
  • Ayuda a nutrir los folículos pilosos, por lo que promueve el crecimiento capilar.
  • Combate la caspa debido a sus propiedades fungicidas.

Una de las formas más frecuentes para las que se usa el aceite de coco es como acondicionador, por eso muchos productos lo integran en su composición. Pero también puedes comprarlo solo y preparar tus propias mascarillas naturales.

Son varias las investigaciones publicadas en prestigiosas revistas como Journal of Cosmetic Science, que aseguran que el aceite de coco es muy superior a otros como acondicionador. Asimismo, actúa protegiéndolo frente a la pérdida de proteínas, indispensables para preservar la integridad del cabello, prevenir su caída o que se vuelva quebradizo.

¿Qué aceite de coco debo comprar?

En primer lugar, no confundas el aceite de coco con el aceite de palma. Los dos provienen del coco, pero la diferencia es que se extraen de partes distintas con lo cual sus propiedades cambian por completo.

El aceite de palma, se extrae de la capa no comestible que se encuentra debajo de la piel, y no contiene ni las grasas saturadas de cadena media, ni el ácido láurico responsables de los beneficios del aceite de coco.

El único alimento natural que contiene más ácido laúrico que el aceite de coco es la leche materna.

Bueno, ahora que ya sabes que aceite de palma no es lo mismo que aceite de coco, centrémonos en que tipo de aceite de coco debes comprar.

La calidad del aceite de coco depende mucho del método de extracción. Existen dos métodos diferentes de extracción del aceite de coco;

  • Prensado en frío
  • La extracción con calor.

Someter al aceite de coco a altas temperaturas hace que pierda sus nutrientes y propiedades, además de su aroma y sabor. Sin embargo el prensado en frío garantiza que los beneficios del aceite de coco se mantengan intactos.

La extracción con calor es más barata y hace que la cantidad aceite por coco sea superior, sin embargo, su calidad es mucho menor que si el aceite de coco virgen es prensado en frío.

¿Virgen orgánico o sin certificación?

La certificación de orgánico es el sello oficial que confirma que el proceso de elaboración de forma ecológica efectivamente se hace de forma ecológica.

Si bien es cierto que a día de hoy, no existen variedades transgénicas de cocoteros, esta certificación da un plus de credibilidad.

Mi consejo es que elijas siempre un aceite de coco que sea virgen y que haya sido prensado en frío.

Un aceite de coco virgen con estas cualidades se considera un aceite excepcional apto para el consumo.

Si, además eliges uno que cuenta con la certificación de orgánico, aseguras oficialmente que los cocoteros son de producción ecológica y no se han utilizado pesticidas en el proceso de elaboración.

El que te recomiendo es el de la marca Naturseed. Se trata de un aceite de coco virgen extra orgánico,que ha pasado por todos los controles que lo certifican como un aceite puro sin refinar, orgánico y con todas las propiedades y que es prensado en frío.

¿Cómo consumir el aceite de coco?

La dosis recomendada para un adulto es de 50 gramos al día (unas 3 cucharadas).

Esta dosis está basada en la cantidad de ácidos grasos de cadena media encontrada en la leche materna humana, que es conocida por ser eficaz en su función de protección y la alimentación del lactante.

Obviamente esta cantidad varía dependiendo de tu peso y estatura; así que lo ideal sería 1 gramo de ácidos grasos de cadena media por cada kilogramo de peso corporal.

Utilízalo para cocinar, como sustituto del aceite de oliva, o prepara un aderezo de mitad aceite de oliva y mitad de coco para tus ensaladas, o simplemente incorpóralo en batidos, sopas, cremas de verduras, cualquier bebida, etc.

Algunos consejos para su uso;

  • El aceite de coco puede encontrarse sólido a temperatura ambiente o por debajo de ella. Para poder utilizarlo con facilidad, derrítelo o aplasta bien la cantidad que vayas a usar hasta obtener una pasta homogénea.
  • Nunca derritas el aceite de coco en un microondas. Caliéntalo a temperatura baja o coloca el aceite de coco en un tazón y luego coloca el recipiente en agua caliente para derretirlo.
  • Empieza poco a poco. Demasiado seguido y de golpe puede provocar diarrea.

¿Qué te ha parecido esta información? Tú como utilizas el aceite de coco? No dudes en compartirlo!