1966. El año de la década que explosionó el Pop y el Rock según Jon Savage

Es el año 1966. Y es el año en que la década cultural explosionó y desarrolló una cultura popular radical y masiva. Nació el Pop y desde adentro reapareció el Rock con el dominio del sonido californiano.

Año 1966. Se unió la música y el comercio. Hubo mayor agitación y mayor creatividad en el arte, en las películas y en la música. Todo esto según el detallado libro pop sobre la historia cultural inglesa y norteamericana de Jon Savage, “1966: The Year the Decade Exploded”.

Jon Savage no desconoce que toda la década de los 60 fue movida y llena de tribus musicales. Sin duda. El año 63, por ejemplo, la beatlemanía. 1964: The Rolling Stones, The Animals, Them y The Kinks. 1967: Sergeant Pepper, Jimi Hendrix. 1968: Martin Luther King. 1969: Woodstock.

Sí, pero fue el año 1966, donde todo el proceso adquirió sentido, afirma Jon Savage.

Unos discos sencillos la rompieron ese año 1966. Escuchen en internet la compilación que acompaña al libro o recuerden en youtube:

”Big black smoke” — The Kinks,

”Good vibrations” — Beach Boys,

”Paperback writer” — The Beatles,

”Sunshine Superman” — Donovan,

”Summer in the city” — Lovin’ Spoonfuls,

”Monday, Monday” — Mamas and The Papas

”19th nervous breakdown” — Rolling Stones

”You can’t hurry love” — Supremes.

”All tomorrow’s parties” — Velvet Undergrounds & Nicos

”The sound of silence” — Simon & Garfunkels

”A quiet explosion” — The Ugly

Y los LP

“Blonde on Blonde” — Bob Dylan,

“Pet Sounds” — Beach Boys y

“Revolver” — los Beatles.

En el cine Michelangelo Antonioni realizó “Blow-up”.

Y John Lennon afirmó que The Beatles era más grande que Jesús.

Estados Unidos intensificó la guerra de Vietnam y duplicó el número de sus tropas en 1966. La edad promedio de los soldados en Vietnam era de 19 años y eso habría radicalizado el movimiento anti-guerra.

En 1966 se fundaron las Panteras Negras, la rama revolucionaria del “Black Power”. En octubre de 1966, Betty Friedan fundó el NOW (National Organization for Women), organización que reunió un gran número de colectivos y grupos feministas de Estados Unidos.

1966 fue el año en que Twiggy comenzó su carrera como la supermodelo andrógina de dieciséis años de edad, la flaca supuestamente apreciable y la idea de la independencia femenina.

El interesante libro de Savage consta de doce ensayos, uno por cada mes y cada uno relacionado con un disco sencillo que impactó en el Reino Unido o los EE.UU y en las tendencias mainstream del arte, la música y la política en la guerra fría.

Jon Savage sostiene la tesis de que el miedo fue un motor: El miedo a la bomba, el miedo a la guerra nuclear. La ansiedad por la extinción es una fuerza motriz para la cultura del entretenimiento. Si el mundo se va acabar, hay que carretear. La juventud era la más rica de la historia. Y había un extenso movimiento de los derechos civiles, de las mujeres, y los derechos de los homosexuales.

Jon Savage nació en el año 1953 en Londres. Publicó el libro “England’s dreaming” en 1991, un ensayo periodístico sobre los Sex Pistols y el punk en una escena musical durante al año 1976.

1966 y 1976, dos años centrales en la aguda y bien informada visión de Jon Savage.

Savage sostiene una visión pesimista en la actualidad, pues cree que la monopolización de la cultura en manos de unos pocos, está produciendo un cultura muy pobre, dominada absolutamente por el dinero, donde solo unos pocos llegan.

El libro de Savage habría que ponerlo en perspectiva con otro gran libro, el de Greil Marcus, Rastros del Carmín. Un historia secreta del siglo XX.

En Chile, algo me sugiere nombrar a la periodista chilena Marisol García, autora de “Canción Valiente. 1960–1989. Tres décadas de canto social y político en Chile”. También nombraré a Emiliano Aguayo y sus libros “Maldito Sudaca. Conversaciones con Jorge González” y “Las Voces de los ‘80”. O a Oscar Contardo, y su libro “Siútico: arribismo, abajismo y vida social en Chile”, tres interesantes ensayistas chilenos sobre la mentalidad musical y cultural de una época.