Sobre dos críticas negativas a Inside Out

La mente humana por dentro tal cual es, según Pixar.

Ayer vi Del revés. Me gustó mucho. Me parece una buena película de Pixar, aunque no esté al nivel de Toy Story 3 o Los increíbles (que son, por otra parte, difíciles de superar). Luego he leído dos críticas negativas de la película que parten de la premisa de que ésta pretende explicar el funcionamiento de la mente. Una (la del crítico conservador y clasicón) la acusa de excesivamente mecanicista: ¿dónde queda el libre albedrío? La otra (la del crítico liberal y filoneurocientífico) la acusa de lo contrario: de poco mecanicista; de usar la falacia verosímil del teatro de la mente, es decir: la idea de que nuestra conciencia sería una suerte de ser (o de grupo de ellos, como sostendría el psicoanálisis) que habita en nuestra mente y que controla nuestros actos (y que a su vez tendría que tener dentro a otros seres semejantes, que a su vez los tendrían también en un bucle infinito). Pero ambas coinciden en lo esencial: la película es mala porque su explicación es errónea (arbitraria, farragosa) y por tanto contribuye a asentar ideas nocivas (en los jóvenes sobre todo). Me parece una forma inaudita en dos personas inteligentes de tomar el rábano por las hojas, que solo se explica desde ciertas obsesiones moralistas, ideológicas y polémicas particulares. ¿No se han planteado que es una película? ¿Por qué va a pretender enseñar cómo funciona nada? ¿Les disgustará igualmente el célebre episodio de la de Woody Allen Todo lo que usted siempre quiso saber sobre el sexo y no se atrevió a preguntar donde se muestra en términos similares del teatro de la mente el desarrollo de un coito? (Y, si en ambos casos se usa la falacia, o el mito, del teatro de la mente es justo porque resulta verosímil, condición necesaria para desarrollar una ficción). ¿Debería no gustarnos Bichos porque no explica el comportamiento real de los insectos? Se podría argüir que lo que están diciendo los críticos es que la elección de la forma concreta de presentar la actividad de la conciencia en Del revés tiene unas implicaciones ideológicas (que por cierto, como he dicho, ambos perciben como opuestas). Sí: en Del revés habrá una ideología más o menos clara, manifiesta o subyacente (como querrían algunas teorías literarias sociológicas) detrás. Como en todas las ficciones.

Sabed que cada vez que explicáis lo adecuado o inadecuado en relación con la realidad y la ciencia de una ficción pura en lugar de juzgar su verosimilitud y su coherencia interna como ficción, hacéis llorar a Cervantes.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated José Manuel Ruiz’s story.