Desde la barra de una cafetería se ve las vida de forma diferente.

En ocasiones todo va aceleradamente, o muy despacio, como si el tiempo se hubiera detenido.

Lo más importante siempre pasa en tu cabeza.

Entorno de ti ocurren muchas situaciones de personas con vidas semejantes a la tuya pero corren de forma paralela y ajetreada.

Compleja vida que nos marca nuestro destino sin saber porqué ni a donde.

Un Barista domina el arte de hacer un café lleno de aroma y sabor, sin embargo esa perfección no la logra en el arte de vivir.

Tras la barra de una cafetería el tiempo es distinto y la vida nos lleva junto a los que nos rodean. Todos somos uno.