La “Regla del Oro” del Storytelling

Existen muchas técnicas y secretos al momento de lograr tus objetivos a través del arte de contar historias. Las historias son la manera en la cual desbloqueamos las emociones de los demás y, por más racionales que nos creamos, los humanos somos emociones caminantes. Sin embargo, a la hora de transmitir nuestra experiencia, muchos oradores experimentados, incurren en este error: ellos son los héroes de sus propias historias. Puede que en los hechos, no estén faltando a la verdad pero a nadie le gusta que otra persona se jacte de lo brillante que es en frente de una multitud.

Si nos fijamos en algunas películas veremos que, en muchas oportunidades, hay alguien que ejerce de gurú y que guía al supuesto héroe para que este cumpla su misión. Tomemos Karate Kid como una película conocida. Existe un sabio que aconseja a “Daniel Sam” sobre cómo alcanzar sus objetivos en la vida y cómo lograr encontrar su destino. Este ejemplo típico es el que debemos seguir. Cuando contemos una historia, tengamos la precaución de no tirarnos todas las flores encima, sino de darle ese honor a alguien más que puede estar presente o no. Un ejemplo diario puede ser que, un determinado objetivo de ventas, se logró gracias al trabajo del equipo que tu diriges y no gracias a tu estupenda gestión (aunque sea cierto!). Dejemos que otros tomen el crédito, eso nos enaltece aún más.

Para conocer llevar tu comunicación al siguiente nivel, no dudes en ponerte en contacto con nosotros: capacitaciones@postmediatraining.com

Like what you read? Give POST Media Training a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.