Participación de la mujer para el desarrollo de Honduras

El Día de la Mujer Hondureña (25 de enero) conmemora que en 1955 la población femenina de Honduras hizo su primera conquista política: el derecho a ejercer el voto.

En 1957, las mujeres hondureñas pudieron votar por primera vez y, desde entonces, han trascendido más allá del espacio doméstico hacia ocupar cargos en el campo público y electoral. Para el PNUD, el liderazgo de las mujeres es fundamental para el desarrollo de la política, educación, salud, economía y de la justicia, en su rol activo para trabajar contra la violencia y la necesidad de prevenirla.

Cuando las mujeres nos apropiamos de nuestros derechos, tenemos el poder para construir un mundo más igualitario

El empoderamiento de las mujeres es clave para garantizar su participación transformacional en la sociedad hondureña. Desde el PNUD estamos apoyando al fortalecimiento de las Oficinas Municipales de la Mujer (OMM) donde las mujeres pueden acudir a hacer valer sus derechos, impulsamos la formación de candidatas y autoridades políticas elegidas en la “Academia de Parlamentarias” para que conozcan y desarrollen propuestas a favor de la equidad de género desde sus acciones políticas, contribuimos en la reducción de la violencia contra la mujer por medio de políticas basadas en evidencia y análisis, y apoyamos el desarrollo de capacidades en mujeres para formular negocios y estar mejor conectadas a mercados. Estos son esfuerzos del PNUD para impulsar la igualdad de género y asegurar que las mujeres desempeñen un rol protagónico en el crecimiento sostenible de Honduras.

Sobre la Academia de Parlamentarias

En Honduras, la Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas, en el Artículo 105, establece que al menos 30% de los cargos en la contienda electoral deben ser ocupados por mujeres.

Diputadas que integran la Academia de Parlamentarias con el Coordinador Residente de la ONU, Igor Garafulic

El PNUD ejecuta con varias organizaciones socias la “Academia de Parlamentarias”. Este es un espacio de formación, capacitación participativa y debate, donde mujeres políticas y candidatas aprenden a cómo legislar para contribuir a la gestión de las políticas públicas con enfoque de género, centrando en el empoderamiento económico de la mujer, la prevención de la violencia de género y fomentar la participación política de las mujeres.

Desde el 2012 que comenzó la Academia de Parlamentarias, ésta ha logrado la implementación del Programa de Crédito Solidario para la Mujer Rural (Credimujer), la Ley de prohibición de matrimonio infantil, la creación de la Unidad de Femicidios dentro de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), la Ley de Maternidad y Paternidad Responsable. Además, ha puesto en vigencia la Ley de Violencia y Acoso político, la Ley de Educación sexual y la participación de la Comisión de Equidad de Género del Congreso Nacional (CEGCN) en la construcción de la propuesta del Reglamento de Paridad y Alternancia en la participación política que fue consensuado con varias organizaciones de mujeres y feministas y representantes de las Secretarías de la Mujer de los partidos políticos.

Para seguir construyendo un país con igualdad de género, es necesario aumentar la presencia de las mujeres en los espacios de decisión y fortalecer su liderazgo político para garantizar la participación de mujeres y desarrollar un país sostenible. Apoyamos al cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 5: Igualdad de género.

La OMM como espacio para el goce de los derechos de la mujer

Creemos que las mujeres cuando conocen, saben cuáles son sus derechos, dónde acudir y qué hacer, eso nos da poder”- Belinda Domínguez, Oficina Municipal de la Mujer del municipio de Choloma
Belinda Domínguez, coordinadora la OMM de Choloma

Para 2017, la Unidad Técnica de Coordinación Interinstitucional (UTECI), calculó que 10.14% de las víctimas de muerte violentas en Honduras eran mujeres. La violencia impide que las mujeres desarrollen su pleno potencial. Para contribuir al empoderamiento de la mujer y asegurar su participación activa y sostenible en el país, el PNUD ha dado apoyo técnico y fortalecimiento institucional, capacitando al personal de las OMM en distintos municipios del país. Las OMM brindan acompañamiento, asesoría, y representación legal a mujeres que son víctimas de violencia.

Solo en Choloma, según el testimonio de Belinda, la oficina ha atendido y asesorado a más de 15 mil mujeres desde 2013. Belinda afirma que se está creando una “cultura de denuncia contra la violencia y con apoyo de los operadores de justicia, estas mujeres están siendo escuchadas y atendidas”.

Mujeres emprendedoras de Choloma

Muchas mujeres que han sido atendidas en la OMM de Choloma, hoy están finalizando carreras universitarias, rompiendo el ciclo de la violencia e iniciando o fortaleciendo sus propios negocios, gracias al apoyo financiero que el PNUD les brindó a través de la Cámara de Comercio e Industria de Choloma. Por este motivo, es importante contar con un órgano como la OMM, que vela por el bienestar, el desarrollo humano, la defensa de los derechos de la mujer y por la prevención de la violencia contra la mujer, sin importar la forma en que esta se manifieste.