Pesca responsable en el mar Caribe hondureño

Tres especies de róbalo (Dicentrarchus labrax) con peso de 16, 10, 5 libras respectivamente fueron los tres primeros ganadores del Séptimo Torneo de Pesca Deportiva 2018 “Osmán Rivera y Marvin Caballero” que se desarrolló en la Comunidad Boca del Toro ubicada en el área de influencia de la Reserva de Vida Silvestre Cuero y Salado.

Los tres primeros puesto exihibiendo sus pescas. El primer puesto, a la izquierda

La competencia se centró en promover prácticas responsables de pesca, como es el uso de caña de pescar y línea de mano, respetar áreas previamente asignadas y la medida de 12 pulgadas como mínimo del pescado, esto para asegurar la captura de un espécimen adulto.

El proyecto “Marino Costero” implementado por el PNUD y Mi Ambiente+, con financiamiento del GEF, ha apoyado esta iniciativa para promover la pesca responsable y para sensibilizar a la comunidad sobre la importancia de respetar las áreas de zonificación y promover un cuidado y respeto a los recursos naturales entre los niños y niñas que habitan en las comunidades de influencia de las Áreas Protegidas Marino Costeras, esta última actividad hace único al torneo. Esta es la edición 7° del torneo que es liderado por el Comité de Turismo comunitario Brisas de Limón, integrado por hombres y mujeres de la comunidad, con apoyo de diferentes instancias de gobierno, ONG locales.

Proyecto Marino Costero

Desde el año 2015, el proyecto viene trabajando en el Refugio de Vida Silvestre Barras de Cuero y Salado y sus áreas de influencia logrando apoyar la ampliación de limites marítimo, el fortalecimiento de grupos de pescadores locales en aspectos organizacionales y administrativos que ayuden a mejorar su medio de vida principal, que es la pesca responsable. Para eso trabajamos para avanzar en la gobernanza en el sector pesquero y promover la gestión de esta Área Protegida con participación de la población local a través de actividades comunitarias como el turismo, las artesanías y gastronomía para conservar la cultura en el marco de la conservación marina.

El primer lugar fue un róbalo de 16 1/4 libras

Desde la perspectiva del PNUD, se promueve la conservación y cuidado de los ecosistemas para poder preservar y cuidar fuentes de ingreso de las comunidades que dependen de ellas; así como también contar con barreras de protección natural frente a posibles fenómenos climáticos, por ejemplo, la preservación de los arrecifes ayuda a disminuir la potencia de una ola de un tsunami.

El proyecto Marino Costero contribuye al logro de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, especialmente a sus objetivos 13, 14 y 17.

Los ODS a los cuales el proyecto Marino Costero contribuye

Conoce más del proyecto Áreas Protegidas Marino Costero:

Like what you read? Give PNUD_Honduras a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.