El poder de la juventud: “Sacudir el presente, construir el futuro”

Se ha dicho que si quieres cambiar el mundo, recurre a la juventud.

Eso es precisamente lo que está haciendo la Argentina. Mientras el país preside el Grupo de los 20 países más ricos del mundo, el G20, los jóvenes se han posicionado como agentes clave de cambio para el desarrollo sostenible, hoy y en el futuro.

La Conferencia de la Juventud (COY) y la Cumbre de la Juventud 20 (un grupo de participación de la juventud dentro del G20), proporcionaron una plataforma para intercambiar conocimientos, construir redes y compartir experiencias, perspectivas, sueños y pasiones para promover un mundo mejor y acabar con la pobreza.

Más de 1000 jóvenes líderes de los países del G20, quiénes no sólo son “pensadores” sino más bien “hacedores” y que ya están creando un impacto positivo en sus propias comunidades, participaron en estos eventos. Las conferencias produjeron recomendaciones críticas de políticas para jóvenes que se entregarán a la Cumbre presidencial del G20 en noviembre y a la 24ª Conferencia de las Partes sobre el Cambio Climático (COP24) que se celebrará en Polonia en diciembre próximo.

Incluye recomendaciones sobre el futuro del trabajo, una de las prioridades de la presidencia argentina del G20, así como la educación y las habilidades para el siglo XXI, el espíritu empresarial y la sostenibilidad. Los jóvenes líderes declararon en el evento

“No estamos en camino de cumplir con las aspiraciones descriptas en la Agenda 2030 y los marcos asociados, incluidos los entregables del Acuerdo de París”. Exigieron “responsabilidad y educación empática sobre la ciudadanía global, incluido el conocimiento sobre el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en los currículos nacionales”i.

Invertir en los jóvenes es crucial si queremos lograr avances en los ámbitos social, económico y ambiental, sin dejar a nadie atrás. Para avanzar en iniciativas que impulsen el empoderamiento de los jóvenes y combatir el cambio climático, el PNUD en Argentina se está asociando con Youth 20 y Social Innovation Warehouse en la construcción y promoción de una Plataforma de Innovación Social para escalar y replicar proyectos exitosos. La plataforma también permitirá que los gobiernos y las organizaciones se involucren entre sí y compartan conocimientos e información que promuevan un cambio positivo. El primer objetivo de la SIW es ser un espacio para que los jóvenes de todo el mundo muestren los proyectos que están desarrollando para transformar su comunidad. También este proyecto apoyaría a otros jóvenes, organizaciones y representantes del sector público para desarrollar y replicar proyectos inspirados en las soluciones de los jóvenes.

En palabras de Agustín A. Batto Carol, Presidente de Youth20 Argentina “Crear el Social Innovation Warehouse y colaborar con el PNUD fue el primer paso en el camino que estamos tomando para

fomentar la innovación y empoderar a los jóvenes en todo el mundo. ¡Tenemos la mayor generación de jóvenes en la historia del planeta y están cambiando el mundo mientras hablamos! Necesitamos trabajar juntos e incluirlos en los procesos de toma de decisiones para que puedan participar en el diseño del presente que viven y el futuro al que se enfrentarán. Sin duda, el diálogo será una clave para superar los desafíos que traerá el futuro del trabajo”.

En este sentido, el PNUD en asociación con la Secretaria de Trabajo y Empleo de la Nación y el Banco Mundial promovemos la inclusión y el empleo juvenil en Argentina. Esta iniciativa ya ha alentado a más de 70,000 jóvenes a asistir a 13 ferias de empleo, donde se crearon espacios de capacitación y reuniones con más de 400 empresas, universidades y organizaciones de la sociedad civil. Los jóvenes argentinos, en toda su diversidad, fueron capacitados para comprender la naturaleza de los cambios tecnológicos y adaptarse mejor a los nuevos desafíos impuestos por el mercado laboral y el futuro del trabajo.

Los jóvenes, que representan la mayoría de la población en casi todos los países en desarrollo, deben desempeñar funciones clave en todo el mundo como actores políticos, innovadores, empresarios y constructores de paz. Sin embargo, enfrentan barreras sociales, económicas y políticas desproporcionadas que les impide liberar todo su potencial.

En América Latina, aproximadamente la mitad de la población es joven. Esta estadística debería proporcionar la promesa de un rico dividendo demográfico como resultante del aumento de la productividad económica, que se produce cuando hay un número creciente de personas en la fuerza laboral en relación con el número de dependientes.

Sin embargo, la mitad de los pobres del mundo son jóvenes, menores de 18 años, según estimaciones del Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) de 2018 publicado por el PNUD y la Iniciativa de Pobreza y Desarrollo Humano de Oxford (OPHI). En América Latina y el Caribe, cuatro de cada 10 jóvenes de entre 20 y 24 años no han completado la educación secundaria y sus tasas de desempleo son de dos a tres veces más altas que las de la población adulta. Además, unos 30 millones de jóvenes en la región, alrededor del 22 por ciento del total, no estudian ni trabajan. La mayoría de ellos, especialmente las mujeres, se dedican a tareas domésticas y tareas de cuidado.

En Argentina, casi uno de cada cuatro jóvenes es pobre y, según la Universidad Católica Argentina (2018), esta cifra ha aumentado un 2 por ciento sólo en 2018, o en otras palabras, hay 8 millones de jóvenes argentinos con algún tipo de privación en su vida diaria. Además, la proporción de jóvenes que no estudian y no trabajan ni buscan trabajo, es mayor entre las personas que viven en hogares con bajos ingresos, quienes a su vez están dedicados a las tareas de cuidado: el 45% de estos jóvenes cuidan niños o personas mayores, incluso cuando también trabajan y /o estudian.ii

Es por eso que invertir en los jóvenes, en toda su diversidad es crucial, particularmente involucrándolos en plataformas para discutir problemas globales y encontrar y proponer soluciones, es decisivo para hacerlos agentes del verdadero cambio.

Hace muchas décadas, Mahatma Gandhi dijo: “Si queremos alcanzar la paz real en este mundo, debemos comenzar con los niños”. Para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y hacer frente al cambio climático, también debemos comenzar con los jóvenes.

i Ver las recomendaciones de política de la Cumbre de Jóvenes de Córdoba, Argentina — Disponible en http://youth20.org/pdfs/PolicyRP.pdf

ii Fuente: INDEC, Encuesta Nacional de Jóvenes 2014. https://www.indec.gov.ar/ftp/cuadros/poblacion/resultados_enj_2014_2.pdf